Cómo buscar en Google y encontrar lo que quieres

La red de redes, si bien constituye uno de los mayores centros neurálgicos de información del mundo, su ingente cantidad de información puede impedir la exactitud de nuestra búsqueda. Por ese motivo, y a fin de agilizar el proceso aprendiendo un poco más del motor de búsqueda de Google, cabe repasar detenidamente algunos consejos. Trucos que harán de nuestra búsqueda una actividad indudablemente certera.

Tener en cuenta las webs referencia del sector

A pesar de que Google sea el almacén de información ingente de más envergadura de nuestra era, a modo de una biblioteca de Alejandría amplificada, muchos usuarios a menudo se ven incapaces deencontrar cuanto precisan. Si bien es cierto que su diseño cumple con criterios ergonómicos e intuitivos, a fin de hacer la búsqueda para cualquiera algo relativamente sencillo, nunca está de más conocer algunos trucos de filtrado que sirven tanto para usuarios experimentados como noveles. De hecho, en páginas como esta puedes encontrar rankings de webs que pueden ser increíblemente útiles, además de otros directorios recomendables para visitar como principiante.

Es preciso remarcar que, dada la cantidad de información distinta que coexiste en la red, siempre resultará más efectivo centrar la búsqueda con la máxima concreción posible. Es por dicho motivo que recurrir a páginas como la antes mencionada, donde el corazón de la red se desglosa por temática, sirve para agilizar la búsqueda y atinar mejor hacia los resultados deseados. Asimismo, también cabe tener en cuenta que realizar una búsqueda mediante páginas web conocidas y consolidadas nos permitirá una mayor aproximación a aquello que buscamos. Estableciendo un sencillo ejemplo, encontraremos mejores vinos en un establecimiento especializado en enología que en un supermercado, a pesar de la variedad de su surtido.

Utilizar las palabras adecuadas y frases largas

En otra línea, Internet indexa su contenido mediante palabras clave. Es decir, y retomando la cuestión de ser precisos en la búsqueda, cuanto mayor sea la cercanía del término empleado en nuestra búsqueda en relación al contenido exacto que buscamos, más contenido útil hallaremos. No obstante, y gracias a la contribución de los preciados foros, donde se debate todo tipo de asuntos, es posible dar con una canción incluso escribiendo mal su nombre. Aunque no sea la vía preferente, puede ser un recurso útil si desconocemos con exactitud qué buscamos. Asimismo, y de nuevo por cuanto se refiere a concreción, las frases largas son también certeras.

Cuanta más información podamos aportar a Google, mayor será la relación de los resultados brindados por el motor de búsqueda. Tomando otro ejemplo, si buscamos un libro en formato PDF, pero tan sólo tenemos como referencia un párrafo, podemos transcribirlo detenidamente al buscador. Esto permitirá que los parámetros de búsqueda se acoten gracias a una frase larga, cuya información será muchísimo mayor a una sola frase o una palabra. Basta con entender Google como el trabajador de una biblioteca. Si le damos el apellido de un autor, es posible que encuentre uno de sus libros. Pero, si, además, añadimos a la ecuación el nombre de pila, el título del libro, la editorial y el año de publicación, la búsqueda será un éxito.

Comandos útiles para buscar en Google

Compaginados con las frases largas y la idoneidad de las palabras escogidas para realizar nuestra búsqueda, es necesario hablar de algunos comandos que agilizarán el procedimiento. Uno de sus ejemplos es entrecomillar una frase sencilla, con lo que Google entiende que la búsqueda no es laxa, sino que requiere precisión. Pero, del mismo modo que podemos pedir precisión a Google, también podemos exigir que omita o añada búsquedas relacionadas. En el primer caso, basta con añadir un “-” junto con aquello que queremos omitir y tras escribir lo que queremos buscar. Y, en el segundo, justamente lo contrario, añadiendo un “+”.

Acotando más el criterio de búsqueda, podemos yuxtaponer dos conceptos o palabras añadiendo en medio ‘AROUND(25)’, lo que establecerá que, en un mismo texto, los términos no estén más de 25 palabras separados entre sí. Y los comandos siguen en una lista casi interminable. Añadiendo el símbolo “~” para buscar similitudes entre dos conceptos, ‘allintitle:’ seguido de la búsqueda para encontrar palabras clave en títulos i ‘allintext:’ para hacer lo propio con los textos. Además de comandos para hallar información de valores máximos y mínimos entre productos, por ejemplo, introduciendo en la búsqueda ‘portátiles 400€..600€’ para encontrar delimitaciones en el precio.

Tips para buscar buenas imágenes en Google

Cuanto a la búsqueda de imágenes, ésta puede ser ligeramente distinta comparada con la búsqueda de contenido textual. Sin embargo existen artículos de gran ayuda en la misma red mediante los que acceder a tips para buscar imágenes en google a fin de concentrar mejor la búsqueda. Uno de los trucos más utilizados es servirse de un parámetro de búsqueda, indicado en la barra donde entraremos el texto a modo de emoticono de una cámara. Esto permite, en lugar de introducir un texto, adjuntar una imagen para que Google trate de buscarla, tanto idéntica como parecida o relacionada. Un recurso francamente útil y que, sin duda, empujará la búsqueda a una mayor coincidencia de resultados.

Algunas de las imágenes que seleccionamos en Google también presentan una pestaña que nos permite buscar fotografías relacionadas, o incluso la misma si la idea es la de encontrarla en una mayor resolución. Además, podemos servirnos de parámetros alternativos de la pequeña barra de herramientas de búsqueda que nos permite ajustar periodo de publicación, tamaño, color de imagen e incluso tipología. Con estos trucos y recomendaciones, así como siguiendo con detalle los filtros de búsqueda que Google también ofrece de forma muy sencilla, encontrar información e imágenes en Internet será coser y cantar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: