Cómo estilizar una gabardina amarilla en primavera

La gabardina es una prenda arriesgada para la primavera, pero sin duda una opción vistosa, elegante y que puede causar sensación si la sabemos vestir.

LA GABARDINA, UN BÁSICO EN NUESTRO ARMARIO

La gabardina es una prenda que sigue causando sensación hoy en día, sobre todo tras el boom que experimentó el street style.

Este ropaje ha ido evolucionando mucho a lo largo de la historia, cambiando pequeñas cosas en su estilo y en su modo de vestir, reinterpretándose constantemente y evolucionando hacia unos diseños más cómodos y versátiles. 

Es una prenda muy estilosa que repite algunos patrones básicos; está pensada para protegernos del frío, del viento y de la lluvia, suele tener grandes solapas, el escote cruzado, se cierra botones muy grandes, tiene bolsillos, etc.

Estas características básicamente no han cambiado, lo que cambia son los diseños, los colores, el tejido; se le da una vuelta de tuerca al enfoque, se juega con las modas emergentes, etc.

ALGUNAS REGLAS DE ESTILO QUE DEBES TENER EN CUENTA

Hablemos de una regla de oro a la hora de llevar una gabardina amarilla o un chubasquero mujer: se lleva abierta. Sí, percibirás que el trench cuenta con botones, pero debes tener en cuenta que se suele vestir en primavera u otoño, es decir, en el entretiempo.

Si prestas un poco de atención, los botones están diseñados para que se vean bien, libres, para imprimir un toque desenfadado y cool a nuestro estilo.

Toca trata el tema del cinturón. Llévalo de forma que quede colgando. Si al final decides por cerrar la gabardina (que puede ocurrir si el tiempo no acompaña), prueba a atarlo muy pegado a la cintura, casi por debajo.

Recuerda que la idea es estilizar al máximo nuestra figura y que transmita una sensación armónica y sofisticada.

¿HAS PROBADO LA COMBINACIÓN GABARDINA CON VAQUEROS?

El último grito para esta temporada hace de la sencillez una virtud. Sí, hablamos de combinar los jeans con nuestra gabardina amarilla.

Unos jeans bien ajustados, de corte alto, bien pegaditos como ahora se llevan; es una opción que todas nos podemos permitir y que tiene un toque chic y sensual.

Si no te convence la opción jeans, prueba la gabardina con vestido o falda, un look también muy atrevido pero que le da un toque casual y urban muy interesante.

Aquí puedes ver una opción maravillosa; la combinación con la falda de cuadros de tonos oscuros. El contraste es sencillamente espectacular y no vas a dejar a nadie indiferente.

EL AMARILLO, UNA TENDENCIA QUE NUNCA FALLA EN PRIMAVERA

Siempre que llega la primavera el amarillo se vuelve tendencia. Todas las insiders de la moda acaban rendidas al amarillo por su luminosidad y capacidad para combinar con prácticamente cualquier color. Además, el amarillo transmite personalidad, es un color que resalta las figuras y capta la atención.

Si quieres impresionar a tu audiencia y además sumergirte en el street style, ya estás tardando en adquirir una gabardina amarilla y estilizarla a tu gusto. ¡Atrévete!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: