Cuidar la salud: consejos para disfrutar de una vida saludable

Cuidar nuestra salud para disfrutar de una vida confortable es algo fundamental. Más aún en estos días, donde la pandemia puede tocar a la puerta de casa. Todos conocemos recomendaciones de salud que dan los médicos y que escuchamos con frecuencia, pero no todo el mundo las pone en práctica para comenzar a cuidarse.

También es importante encontrar una clínica de confianza para hacer un seguimiento de nuestra salud y detectar cualquier anomalía que pueda surgir. En concreto puedes encontrar una clínica barcelona en esta web, donde hay una selección de clínicas de confianza a las que acudir para seguir disfrutando de una buena salud.

Pero, ¿qué es tener salud?

A veces entendemos tener salud como la ausencia de enfermedades en nuestro cuerpo, pero el concepto de la Organización Mundial de la Salud va más allá. Define la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Por tanto incluye el goce de cierta calidad de vida en diferentes ámbitos, también en lo social.

¿Cómo podemos comenzar a cuidar nuestra salud?

Para cuidar nuestra salud no existen soluciones milagro. Tan solo hay que poner en práctica los siguientes consejos:

Cuidar la alimentación

La forma en que nos alimentamos tiene un gran impacto en nuestra salud y calidad de vida. La alimentación juega un papel clave en la aparición de enfermedades, como el colesterol alto o la diabetes. Para gozar de buena salud es importante consumir una gran variedad de frutas, verduras y granos integrales, desayunar a diario, consumir poca sal y azúcar, hidratarse con al menos dos litros de agua diarios y evitar el picoteo entre horas para dar descanso a nuestro sistema digestivo. Y es que con unos sencillos trucos podemos cambiar de forma radical nuestra forma de cuidarnos.

Ni alcohol ni tabaco

El consumo de alcohol causa 3 millones de muertes al año en todo el mundo según la OMS y causa más de 200 patologías distintas, desde problemas de hígado hasta el desarrollo de trastornos mentales. El tabaquismo también es muy perjudicial y es el responsable de hasta el 90% de las muertes por obstrucción pulmonar, además de que incrementa el riesgo de accidentes cardíacos y cerebrovasculares. Dejando atrás hábitos insanos como el consumo de alcohol y el tabaquismo estamos apostando por disfrutar de una buena salud.

Hacer más deporte

La actividad física es esencial para gozar de buena salud. Lo ideal es practicar ejercicio de intensidad moderada y con pautas a largo plazo para que tenga efectos sobre la salud. Practicar ejercicio te ayuda a controlar el peso, favorece un sueño reparador, reduce el riesgo de morir prematuramente y controla los niveles de azúcar en sangre. Puedes comenzar por unos 30 minutos diarios de caminatas a buen ritmo, para posteriormente aventurarte en otros deportes como la natación o el spinning. El deporte debe estar presente en nuestras vidas de forma continua y adaptado a nuestro organismo.

Cuidar la higiene

Los microorganismos que están presentes por todas partes pueden ser un foco importante de enfermedades. Por ello, la falta de higiene puede perjudicar nuestra salud. Los expertos recomiendan una buena higiene del hogar, pero sobre todo personal. Hay que lavarse las manos con cierta frecuencia, especialmente si estamos en contacto con animales. La ducha diaria ayuda a controlar los gérmenes que entran en contacto con nuestra piel evitando que penetren en nuestro organismo. En definitiva, higiene es salud.

Descansar bien por las noches

La falta de sueño puede provocar alteraciones en nuestro organismo afectando especialmente al sistema inmune, al sistema hormonal y a la salud cardiovascular. Existen estudios que afirman que dormir poco aumenta el riesgo de infecciones y de padecer obesidad. Es fundamental tener un horario regular de sueño, no tomar estimulantes a partir de la tarde o dormir en una habitación oscura, silenciosa y con ropa cómoda. Solo a través de un descanso reparador podemos afrontar con normalidad el estrés del día a día.

Cuida tu salud mental

La salud mental es una parte fundamental de la salud y además está muy vinculada a la salud física. Es necesario preocuparse por la mente tanto como por el cuerpo. Para ello es necesario dedicar unos minutos al día a relajarse, practicando meditación si es necesario. Fijarse objetivos y propósitos vitales para tener una motivación a largo plazo también ayuda a estar bien con uno mismo. Descansar y hacer deporte ayudan a mantener nuestra mente sana y también es importante socializar, pues somos seres sociales que necesitamos estar en contacto con familiares y amigos para estar bien. 

Disfrutar de una buena salud está al alcance de tu mano. Pon en práctica estos consejos y consigue grandes cambios en tu calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: