Empresas que apuestan por lo renovable

Los consumidores ya no se conforman con los productos o servicios. Con un calentamiento global que comienza a ser más que evidente, las nuevas generaciones quieren constatar que las empresas por las que apuestan no forman parte del entramado empresarial que está destruyendo el planeta. Y, aunque el cambio en las políticas y medios de producción no es una tarea sencilla, numerosas empresas han comenzado a dar un giro en sus estándares y a apostar una energía limpia y segura: la energía renovable.

Energía renovable: apuesta para el futuro

En términos generales, llamamos energía renovable a aquella que se produce gracias a los recursos naturales, los cuales no contaminan y son inagotables. Pues bien, esta fuente de energía no ha dejado de aumentar en su demanda, ya que numerosas empresas, tanto grandes como pequeñas, han apostado por su utilización. Así lo confirma Solarfam, una compañía especializada en energía solar que durante los últimos años ha instalado paneles solares en numerosas empresas para facilitar el autoconsumo.

Pero la apuesta por lo renovable no es solo una acción encaminada al marketing. Las empresas también forman parte del círculo vicioso de consumo-contaminación en el que todos nos hallamos inmersos. Por ello, han comenzado a adoptar medidas contundentes.

De hecho todas las empresas que terminan apostando por esta energía confirman lo mismo, y es que el coste de la instalación fotovoltaica no te amerdante, ya que los beneficios se recuperan rápidamente y con creces.

RE100: inversión en el futuro

En el año 2014 más de 125 empresas globales firmaron un documento conocido como RE100 e impulsado por CDP y The Climate Group. Mediante este acuerdo, estas influyentes corporaciones se comprometían a instalar energía renovable en sus instalaciones, disminuyendo de este modo las emisiones a la atmósfera y apostando por un futuro más verde.

Entre las grandes firmas que decidieron unirse a la iniciativa se encuentran Apple, Interface, Autodesk, Google, H&M, Ikea, The LEGO Group, Microsoft, ING, Royal Philips, Calsberg’s Group, Adobe, Tata Motors, AXA o Walmart, entre otros. Con respecto a las empresas españolas, destacan las conocidísimas CaixaBank, Bankia y Telefónica.

A estas 125 empresas se han ido sumando otras con los años. Entre sus compromisos más desafiantes, estas compañías pretenden aumentar su consumo de energía verde durante los próximos años, haciendo públicos los informes relativos al consumo de dicha energía en sus instalaciones. Así, aunque las empresas que forman parte de este acuerdo son originarias de los cinco continentes, operan en todo el planeta y pueden ser un buen ejemplo para los pequeños y medianos empresarios.

Con respecto a nuestro país, las corporaciones españolas se llevan una de las mejores posiciones. Tal y como recuerda el RE100, el continente europeo recurre a las energías renovables con una mayor asiduidad que otros. De entre ellos, los miembros españoles de RE100 apuestan en un mayor porcentaje por la energía limpia (87%), seguido por Reino Unido y los Países Bajos.

Toma de conciencia para el futuro

A pesar de lo que hemos comentado anteriormente, la lucha contra el cambio climático tan solo acaba de empezar. Así, aunque la iniciativa RE100 es un buen comienzo para que diversas empresas se vayan sumando de manera paulatina a los acuerdos climáticos internacionales, todavía son muchas las empresas que no han optado por un uso responsable de la misma.

Entre las medidas que se pueden adoptar, una de las primeras tiene que ver con el autoconsumo. De hecho, no podemos olvidar que utilizar la propia energía no solo supondrá un beneficio económico a largo plazo, sino, ante todo, una ganancia ecológica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: