¿Qué es y cómo se trata un problema de asimetría mamaria?

La asimetría mamaria es un término médico que se refiere a la desigualdad en tamaño, forma o posición de los senos. Se trata de un “defecto” natural y bastante generalizado en las mujeres, pero que en ocasiones puede llegar a generar incomodidades importantes, especialmente cuando el problema es demasiado visible y perjudica la imagen o afecta a la autoestima de la persona.

Es posible corregir el problema de las mamas asimétricas por medio de una intervención quirúrgica cuyo nivel de complejidad será determinado por la causa de la asimetría. En general, lo que se busca con la operación es mejorar el aspecto de los senos y hacer que la paciente consiga sentirse mejor consigo misma.

Aunque el cuerpo humano no es 100% simétrico y casi todas las mujeres presentan asimetría mamaria, existen situaciones particulares en la que es necesario corregir la situación. Según los especialistas en cirugía estética del Instituto Pérez de la Romana, las mamas asimétricas se producen por cinco causas, las cuales conoceremos a continuación:

  1. Extirpación del tejido mamario. Cuando se sufre de una enfermedad que requiera la extirpación de un seno, se produce una asimetría. Tal es el caso de operaciones de extracción de tumores o cuando uno de los senos ha recibido radioterapia.
  2. Reconstrucción mamaria. Al realizarse una reconstrucción de los senos, también es necesaria una mastopexia que mejore el aspecto físico del mismo y le devuelva la simetría.
  3. Involución mamaria. Durante el proceso de desarrollo, las mamas pueden crecer a ritmo desigual, dando como resultado un seno más grande que el otro. Lo mismo ocurre con el paso de los años, el proceso de lactancia y el envejecimiento que hacen que los pechos evolucionen de manera diferente una de otra.
  4. Malformación congénita. Existen diferentes causas por las cuales las mamas pueden formarse de manera inadecuada. Una de las causas más comunes de asimetría mamaria es el Síndrome de Poland, un defecto de nacimiento que se caracteriza por la ausencia de músculo pectoral en un lado del cuerpo.
  5. Malformación de la estructura osteocartilaginosa. Anomalías como la depresión sobre la región esternal pueden ser la causa de la asimetría mamaria.

Además del listado anterior, problemas de la columna vertebral como escoliosis, pueden llegar a ser factor de riesgo para el desarrollo desigual de las glándulas mamarias. Es deber de un cirujano especializado realizar la evaluación correspondiente, determinar la causa del problema y trazar el plan de acción necesario para recuperar la simetría en los senos de la paciente.

¿Cuál es el tratamiento adecuado para la asimetría mamaria?

Se trata de un defecto visual que solo puede corregirse por medio de una intervención quirúrgica, cuyo objetivo sería mejorar el aspecto físico del seno y conseguir equilibrio entre ambas mamas en función al tamaño deseado por la paciente. Sin embargo, es importante considerar que el cuerpo humano no es completamente simétrico y lo natural sería mantener una ligera asimetría.

En la mayoría de las ocasiones, el problema se resuelve por medio de implantes mamarios. Sin embargo, existen otras situaciones en las que el seno requiere una remodelación completa, lo cual hace que la cirugía sea un tanto más complicada. Todo dependerá de las necesidades de la paciente.

Las técnicas más frecuentes involucradas en la corrección de mamas asimétricas son las siguientes:

  • Reducción del tamaño del pecho. Aunque suene extraño, teniendo en cuenta que estamos acostumbrados a pacientes que demandan senos más grandes, la realidad es que el procedimiento de reducción de senos es cada vez más popular. Este es solicitado por mujeres que padecen dolencias en la espalda a causa del peso excesivo de los senos.
  • Aumentar el tamaño de un seno. Se trata de una de las intervenciones estéticas más comunes en la sociedad moderna. Se utilizará tejido propio, infiltrando grasa.  También es posible utilizar implantes, evaluando el tamaño adecuado para que ambos senos mantengan un tamaño similar y la paciente consiga el equilibrio que buscaba.

Esta operación se encuentra disponible y recomendada para pacientes que superen los 18 años, momento en el cual el desarrollo se ha completado. Esto se debe a que es necesario evaluar completamente la asimetría, lo cual no sería posible si la paciente aún se encuentra en proceso de desarrollo.

Tras la intervención, la paciente puede volver a su rutina habitual en un par de semanas, e incluso si llevan prótesis, pueden amamantar con total normalidad y sin que se presente ningún inconveniente durante el proceso. No dudes en contactar con un equipo profesional como el de clínica estética Alicante si tienes la necesidad de recibir orientación personalizada sobre este tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: