Qué es la domótica

Se puede definir la domótica como una serie de sistemas que permiten la automatización de cualquier tipo de edificación o vivienda. Estos sistemas pueden ser capaces de controlar todos los servicios como energía, seguridad, bienestar, comunicación, entre otros. Adicionalmente, estos deben poder ser administrados desde el interior de la edificación por lo que deben ser integrados a la estructura haciendo uso de redes interiores y exteriores de comunicación de cualquier clase, bien sean inalámbricas o cableadas.

Una forma más sencilla de definir esto es como la implementación de tecnología en el diseño a modo de hacer inteligente una estructura o recinto cerrado.

Cómo funciona la domótica

Como ya se adelantó, la domótica consiste en la incorporación de nuevas tecnologías a los equipos y electrodomésticos que podemos encontrar en nuestras viviendas o edificios. Para que el usuario pueda controlar de una forma centralizada la red de aparatos y electrodomésticos que estén presentes en la edificación. Para que esto pueda funcionar, todos estos equipos deben tener incluidos una serie de sensores con los cuales podrá recoger información y luego enviarla a la “central domótica” haciendo uso de una red de comunicación propia de la vivienda o edificación.

Cuando se emplea una red domótica todo es administrado desde un panel de control que les da a los usuarios la capacidad de vigilar constantemente todo el lugar sin tener que moverse del centro de control.

La aplicación del internet de las cosas

El internet de las cosas es una de las tecnologías que ha mejorado notablemente la domótica y que ha acelerado su implementación en los hogares. A esto se le conoce como tecnología IoT, la cual es un sistema que hace que los objetos que encontramos cotidianamente en nuestro hogar puedan recopilar datos en tiempo real, procesarlos y enviarlos al servidor de la vivienda u otros dispositivos.

Esta tecnología ha mejorado la interconexión de los objetos facilitado la construcción de hogares inteligentes más económicos, logrando que la domótica sea más accesible para las personas.

Qué es la domótica

Aplicaciones de la domótica

La domótica tiene una gran cantidad de aplicaciones que pueden ser aprovechadas, no solo en los hogares, sino que se pueden emplear en todo tipo de infraestructuras y empresas. Algunas de las principales aplicaciones que esta tecnología nos ofrece son las siguientes:

Eficiencia eléctrica

Una gran ventaja que aporta el uso de la domótica en cualquier tipo de edificación es que se puede optimizar al máximo el consumo energético total si esta se configura para llevar una gestión eficiente.

Comodidad

La permanencia dentro del hogar también se puede beneficiar de la domótica, ya que mediante ella es posible programar la realización de distintas tareas sin que se requiera de la presencia de una persona. Lo que le quita algo de responsabilidad a los habitantes, brindando mayor comodidad.

Seguridad

Gracias a los sensores incluidos en los distintos equipos, se puede vigilar constantemente el hogar o edificación desde cualquier parte, de igual forma, es posible programar algunas respuestas que sirvan como defensa en caso de que se presente alguna amenaza. Otra forma en que la domótica refuerza la seguridad es permitiendo un mejor control sobre la accesibilidad a la estructura aun cuando no haya nadie en ella.

Alexa y la domótica

Alexa es un asistente virtual creado por la empresa norteamericana Amazon que fue lanzado al mercado en el año 2014, y que significó un avance importante para la domótica. Ya que al ser está instalada y sincronizada con el resto de los dispositivos del hogar (que sean compatibles) permite controlar distintas tareas haciendo uso de simples comandos de voz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: