Barcelona, destino preferido de muchos nómadas digitales

Al tradicional atractivo turístico que envuelve a la capital catalana desde hace décadas hay que sumarle un nuevo grupo de pretendientes, los nómadas digitales.

Barcelona siempre ha sido una ciudad repleta de visitantes y viajeros. Su envidiable clima, su gastronomía, su boyante actividad cultural, su arquitectura única, y, cómo no, su increíble ambiente, hace de esta una de las principales capitales turísticas europeas. Pero no solo es eso. Su cercanía relativa con el resto de Europa, unido a sus innumerables encantos hacen que muchos que los que van a la ciudad, se queden. Esto explica que se trate de una de las ciudades españolas con mayor número de ciudadanos extranjeros (también conocidos como expatriados), por no hablar de la abundancia de nacionales de otros puntos de la península y los archipiélagos cercanos que hacen de Barcelona su hogar permanente o de larga duración.

Como mencionábamos al principio, a esta ola ya de por sí inmensa de visitantes, hay que añadir ahora a los nómadas digitales, ese grupo de modernos trabajadores que pueden realizar sus tareas de forma descentralizada desde el sitio que más les convenza sin mucha más limitación que una buena conexión a internet, las herramientas y los dispositivos tecnológicos correspondientes, y un entorno o espacio de trabajo donde poder desempeñar sus tareas de manera adecuada. Cualquier ciudadano europeo puede desplazarse a Barcelona por un bajo coste, alquilar un piso, o una habitación y utilizar una VPN en España para conectarse a internet como si estuviera en su país de origen.

Barcelona se viene erigiendo como un gran destino en este sentido, no solo por lo que ofrece como ciudad, sino porque la cultura digital y la proliferación de espacios de trabajo compartido, así como cafeterías y bares diseñados para facilitar el teletrabajo, u otros centros aptos para este tipo de tareas, hacen de este lugar, un centro internacional en ciernes de lo más interesante para multitud de nómadas digitales.

En palabras de Harold Li, vicepresidente de ExpressVPN hay que tener especial cuidado al manejar datos sensibles en este tipo de establecimientos y “evitar acceder a datos sensibles en redes públicas, haciéndolo únicamente mediante el uso de una VPN que asegure que ningún elemento externo puede interceptar dicha información”.”

No podemos olvidarlo, la mayoría de los trabajadores que se decantan por este nuevo estilo de fórmulas laborales son gente joven con ganas de avanzar en sus carreras profesionales sin dejar de lado su vida social y la calidad de su ocio. El hecho de que cada vez más nómadas digitales se decidan por Barcelona como centro de operaciones genera un efecto llamada aún mayor para otros viajeros indecisos que buscan un entorno afín en el que poder desarrollarse profesionalmente y conocer gente nueva con gustos y dinámicas parecidas. La amplia oferta de entretenimiento, la multiculturalidad y la privilegiada ubicación de este centro urbano son algunas de los imanes principales para ese público joven, ambicioso y moderno. Se trata además de una de las regiones más potentes a nivel económico de España, y su cercanía con el resto del continente permite que los lazos con el resto de los países europeos sean más directos y fluidos, tanto a nivel de traslado, como a nivel comercial, laboral, e incluso cultural.
A pesar de que el contexto sanitario internacional puede suponer un freno temporal a los traslados de nómadas digitales extranjeros, es predecible que el número de trabajadores digitales, tanto nacionales como de países vecinos, no deje de aumentar a causa, precisamente, de ese contexto, lo que compensaría las posibles pérdidas en ese sentido. En cualquiera de los casos, parece que una cosa está clara, Barcelona es un destino que está sabiendo adaptarse de manera rápida y eficaz a las nuevas realidades laborales de los tiempos que corren.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: