Trading con criptomonedas para el 2021: lo que necesita saber

Previsión para el 2021

Aunque el inminente comienzo de las vacunaciones masivas ha generado optimismo en los mercados, Christine Lagarde y Jerome Powell -presidenta del BCE y presidente de la Reserva Federal respectivamente- llaman a la prudencia en las previsiones en cuanto a la recuperación económica.

La vacuna aún tiene que demostrar efectividad en su aplicación entre la población y sus resultados no van a ser inmediatos. Y es que una visión realista de la situación sugiere que los efectos positivos no empiecen a notarse hasta finales del 2021 y comienzos del 2022, mientras, las inevitables restricciones continúan socavando la economía.

Según el pronóstico del Fondo Monetario Internacional, al finalizar el año la caída económica rondará el 4%, esperando que mejore en el 2021 en un 5,2%.

El resurgimiento de China

La otra cara de la moneda nos la ofrece China. El gigante asiático está sacando provecho de la precaria situación que se vive en Europa y EEUU y sus exportaciones han aumentado con respecto a noviembre de 2019 en más de un 21% con un superávit comercial superior al 100% respecto a dicho mes en el pasado año.

La razón de este vertiginoso crecimiento se encuentra en su papel como suministradora del material necesario para enfrentar la pandemia aún dándose la circunstancia de que el Yuan se encuentre posicionado en uno de los niveles más altos frente al dólar de los últimos años, cuyo previsible efecto perjudicial sobre las exportaciones chinas sin embargo no se ha manifestado. China ha resurgido con fuerzas renovadas de las cenizas de la pandemia y pone el foco en lanzar su primera criptomoneda nacional -la primera a nivel mundial- sabedora también de que un futuro sin dinero fiat puede estar muy próximo al tiempo que planea plantar cara al dólar con la nueva moneda digital, el criptoyuan o DCEP.

Sin embargo, a pesar de que esta moneda digital estará basada en la tecnología blockchain la diferencia fundamental respecto a las criptomonedas se encuentra en que no es una moneda descentralizada sino que estará regulada por el gobierno que previsiblemente dispondrá sus propios estándares y reglas, lo cual no ha de sorprendernos pues de sobra es conocida la hostilidad del gobierno chino hacia las criptomonedas “tradicionales”.

Un creciente interés por las criptomonedas

La vertiginosa digitalización provocada por la pandemia ha derivado en un rápido aumento del interés hacia las criptodivisas -según la previsión de algunos analistas Bitcoin podría constituirse como la nueva reserva de valor y superar máximos históricos de veinte mil dólares, aunque de momento son solo opiniones-.

Desde comienzos de 2020 ha aumentado su valor en un 161,1% con un valor en el momento de la redacción de este artículo de 18.786,8 dólares, lo que sumado al halving de Bitcoin acaecido en mayo de este año posiblemente ha provocado que un gran número de inversores se haya sentido atraído por el potencial del universo cripto de las divisas digitales. Al mismo tiempo, los gobiernos no quieren quedarse rezagados y preparan sus proyectos de monedas digitales –Japón también hace su apuesta y a comienzos de 2021 más de treinta de las mayores empresas niponas implementarán el uso del yen digital-. Sin embargo, comprar criptomonedas en alguna de las plataformas habilitadas para ello no es la única opción disponible, ya que también pueden usarse como instrumento en el trading online.

Contratos por diferencia sobre Bitcoin con el trading online

A la hora de invertir en criptomonedas, mercado en constante expansión, es necesario considerar que las cripto presentan una extrema volatilidad general y que estas posibles grandes y rápidas fluctuaciones en sus precios suponen un riesgo alto para el capital en cualquier tipo de inversión, pero que será mayor al sumarle el apalancamiento propio del trading online –que actúa como multiplicador de ganancias y pérdidas, y que debido a la naturaleza de la operativa apalancada pueden ser muy rápidas y altas- por ello operar CFDs de bitcoin debería ser una opción a considerar solo por traders con solera en el trading de CFDs con activos volátiles y que entienda las implicaciones de su uso. Se opera con el precio de Bitcoin sin necesidad de comprarlo, para así aprovechar el movimiento de los precios cualquiera que sea su dirección, generando un beneficio tanto si el precio del activo subyacente –la cripto en cuestión- sube o baja, siempre que el trader se haya posicionado adecuadamente y que las operaciones cierren positivamente para él, claro está.

Antes de lanzarse a la inversión en criptomonedas es necesario conocer el mercado en el que se va a operar, teniendo en cuenta tanto los beneficios como los riesgos inherentes y realizando los análisis necesarios, siendo también altamente recomendable practicar durante un tiempo  con cuentas demo que permitan familiarizarse con el mercado sin arriesgar dinero real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: