Todos los beneficios que debes conocer sobre el alga espirulina

Seguramente, desde hace un tiempo hayas escuchado hablar de un alga milagrosa, con un alto contenido en nutrientes esenciales y que está revolucionando tanto el mundo de la nutrición y la dietética como el mundo de lacocina y la gastronomía.

La espirulina se ha vuelto una forma más de incluir alimentos de origen vegetal en nuestra dieta, esta vez provenientes del mar, algo a lo que la mayoría de nosotros no estamos demasiado acostumbrados. Podríamos decir que, en los últimos años, la espirulina se ha convertido, para muchos, en el alimento de moda.

Los expertos en nutrición vienen señalando este alimento como una estupenda fuente de proteínas de origen vegetal, conviriténdose además en un producto muy completo e interesante desde el punto de vista nutricional, ya que es una maravillosa forma de incluir vitaminas y minerales esenciales en nuestra dieta.

Por todo esto, en este post, hemos querido dedicarnos a hablar un poco más en profundidad acerca de este alga tan interesante para nuestras rutinas alimentarias. Así, podremos ver, como nos enseñan en las web ecocosas, sus principales beneficios y aportes a nuestro organismo y algunas formas de incluir la espirulina en nuestra dieta de manera sencilla y sabrosa.

¿Qué es la espirulina?

La espirulina es, básicamente, un alga de color azul verdoso que crece en aguas dulces de ríos y lagos que presentan una gran cantidad de minerales, normalmente situados en suelos alcalinos. Hay registros de la aparición de la espirulina en lugares como México o Chad, por lo que es un alga bastante extendida alrededor del mundo. 

Gran aporte de vitaminas

El primer beneficio del consumo de espirulina en una dieta es el grandísimo aporte de vitaminas que realiza este alga sobre nuestro organismo. Entre otras vitaminas, la espirulina realiza un aporte especial de vitaminas A, C, D y vitaminas del grupo B. También hay que señalar que a menudo se destaca también su aporte de vitamina B12, sin embargo, lo cierto es que aunque está presente, esta vitamina es difícil de asimilar. 

Rica en minerales

Otro de los grandes aportes de la espirulina es en cuanto a su proporción de minerales. En ella podemos encontrar algunos minerales tan esenciales para  nuestro organismo como el hierro, el fósforo, el calcio, el zinc, el potasio o el magnesio. Esto la convierte en un alimento muy interesante ya que, de una pequeña cantidad de espirulina podemos obtener todo tipo de minerales interesantes para nuestro cuerpo. 

Un gran poder saciante

Otro de los beneficios por los que es conocida la espirulina es por su gran poder saciante. Es un alga ideal para incluir en dietas que esté buscando pérdida de peso, ya que contiene fenilalanina y, además, todas las grasas que puede contener son totalmente saludables. Sin duda, un grandísimo aliado para el control del peso que, por otra parte, ayuda muchísimo a reducir el colesterol y los triglicéridos altos. 

Ideal para combatir la anemia

Gracias a su gran aporte de minerales, entre los que destaca el hierro, la espirulina se ha vuelto el remedio natural perfecto para combatir la anemia. Y es que, en este sentido, la función de la espirulina destaca en dos aspectos: por una parte, añade un extra de aporte de hierro, algo esencial para las personas que sufren anemia. Por otra parte, este alga ayuda también a asimilar el hierro de otros alimentos con más facilidad, por lo que se suele recomendar su consumo en personas con anemia crónica, por ejemplo. 

Propiedades antioxidantes

Como hemos visto, la espirulina es un alimento de origen vegetal súper interesante desde el punto de vista nutricional y que contiene una gran cantidad de proteínas, vitaminas y minerales esenciales para nuestro cuerpo. Gracias a esto, la espirulina es también un increíble aliado para combatir la oxidación y el envejecimiento prematuro de nuestras células. 

Además, por otra parte, gracias a estas propiedades antioxidantes, la espirulina es también una maravillosa forma de cuidar y aumentar nuestras defensas. El consumo de este alga supone un apoyo extra para nuestro sistema inmune que se puede ver reforzado por la inclusión de este alga en nuestras rutinas alimentarias, sobre todo de cara a los meses de frío. 

Perfecta para deportistas

Uno de los grandes aportes de la espirulina es su aporte en proteínas. Aunque en este sentido puede que la espirulina sea menos conocida, la verdad es que supone una fuente interesantísima de proteínas para los deportistas, además, de alta calidad. En estudios recientes se ha demostrado que, dentro de la composición de este alga, más del 75 por ciento son proteínas. 

Cómo tomar espirulina

La espirulina es, en realidad, muy sencilla de incluir en cualquier dieta. La forma más común de consumirla es a través de cápsulas con extracto de espirulina. Estas se pueden tomar como cualquier otro suplemento alimenticio aunque, como siempre, os recomendamos que antes de empezar a tomarla lo consultéis con vuestro médico.

Otra forma de consumir la espirulina es en polvo, añadiéndola por ejemplo a vinagretas para ensaladas o a cremas de verduras, aunque realmente podéis llegar a utilizarla en muchísimos otros platos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: