¿Qué es la Ashwagandha? 7 beneficios para tu salud

Aunque no es una planta demasiado conocida en Occidente, se utiliza para tratamientos habituales en la India, incluyendo el alivio de una amplia variedad de dificultades tanto físicas como emocionales, por su alto poder tónico y revitalizante, que ayudan a combatir el estrés, la debilidad y la anemia

La Ashwagandha es una planta muy utilizada en la tradición india, donde también se la conoce con el nombre de withania. Ayuda a paliar distintos tipos de problemas emocionales, psicológicos, metabólicos y fisiológicos, ya que esta planta posee una alta versatilidad terapéutica. Cumple una doble función, sedante y vigorizante, por lo que ayuda tanto a conciliar el sueño como a mejorar el rendimiento físico y mental.

Beneficios de la Ashwagandha

Este vegetal tiene tantas propiedades beneficiosas para la salud, prácticamente desconocida para los ciudadanos españoles, que la hace muy conveniente empezar a consumirla para poder aprovechar todas las bondades que ofrece. A continuación, se van a señalar algunos de los efectos más destacados del complemento alimenticio de Ashwagandha con los que poder combatir las dolencias, físicas o emocionales, que se dan en el día a día.

Estrés físico y emocional

La ashwagandha se considera un remedio altamente eficaz a la hora de afrontar una situación adversa o cambiante, es una planta que ha demostrado su eficacia para disminuir el exceso de estrés. Este trastorno, como es bien sabido, puede derivar en enfermedades mucho más severas si no se controla, tales como la ansiedad y la depresión, al consumir este producto se evita llegar a estos extremos.

Por otro lado, gracias a su naturaleza revitalizante, también se utiliza para tratar estados depresivos y ansiosos leves y puntuales. En la India, la ashwagandha es utilizada para aclarar la mente y favorecer la paz mental y, especialmente en personas de edad avanzada, ayuda a frenar la pérdida de ánimo y de vitalidad, combatiendo la astenia.

Mejora la calidad del sueño

Al reducir los niveles de estrés, la withania se considera un gran aliado contra los problemas de insomnio, ayudando a conciliar el sueño, que se vuelve más profundo y reparador al mejorar la fase REM.

Mantener capacidades físicas y mentales

Esta planta se utiliza también para tratar la fatiga nerviosa, la debilidad y la anemia. Eleva de forma significativa los niveles de hemoglobina y eritrocitos en personas con agotamiento o que se encuentran convalecientes por alguna enfermedad. Favorece el aumento de leucocitos o glóbulos blancos y fortalece al organismo frente a diferentes tipos de infecciones.

Antioxidante y rejuvenecedor

La ashwagandha cuenta con excelentes propiedades antioxidantes que protegen la piel de los radicales libres y mejoran la renovación celular. En este sentido, tiene un efecto rejuvenecedor y de antienvejecimiento no solo a nivel externo, sino también interno, favoreciendo el buen estado de salud de los órganos.

Mejora la salud de los órganos reproductores y la función sexual

En la medicina india, la withania se utiliza para mejorar la respuesta sexual y favorecer la fertilidad. En el caso de la mujer, favorece la salud de los órganos reproductores femeninos y ayuda a mantener la fuerza en el embarazo. En el caso de los hombres, mejora la función sexual masculina y conserva la movilidad y el conteo de espermatozoides.

Sistema respiratorio

Mejora la capacidad respiratoria, en este sentido, además de por su efecto vigorizante, es muy recomendado como complemento alimenticio para los deportistas, que ven cómo aumenta su rendimiento notablemente.

Ayuda para deportistas

Relacionado con el punto anterior y el apoyo que brinda a los deportistas, mantener el nivel de energía es esencial para cualquier disciplina deportiva. Las propiedades de la ashwagandha contribuyen a mantener la sensación de energía necesaria para conseguir los objetivos en el deporte.

Así mismo, la toma de withania está asociada con el aumento de masa muscular, ya que ayuda a mantener una resistencia óptima, un bienestar físico y mental, que mejora la vitalidad durante los entrenos.

¿Cómo tomar la Ashwagandha?

Esta sanadora planta se comercializa como complemento alimenticio en cápsulas y son fáciles de tomar. Se aconseja una al día, preferiblemente acompañada de alguna de las principales comidas.

La recomendación general es una dosis de entre 300 y 500 miligramos diarios de un extracto de raíz de ashwagandha y, en caso de usar la raíz seca, entre 3 y 6 gramos diarios.

Aunque en algunos estudios se han empleado dosis mucho más altas, no hay pruebas que indiquen que el aumento de la dosis esté relacionado con mejores resultados. Sin embargo, sí es deseable su uso continuado en el tiempo para poder obtener mayores beneficios.

Incorporar la Ashwagandha en la dieta, tiene numerosos beneficios para obtener una buena salud general y mantener un estado de vitalidad y bienestar con el paso de los años. Una de las maneras tradicionales de tomarla en la cultura india es en polvo mezclado con leche caliente y miel antes de acostarse, de este modo se consigue un sueño reparador.

Sin embargo, para aquellos que estén pensando en probarla, lo más sencillo es recurrir al formato cápsulas, sobre todo para aquellas personas a las que no les gustan los nuevos sabores o tengan dificultades a la hora de incorporar nuevas rutinas alimenticias a su día a día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: