Cómo cambiar tú mismo una mampara de baño

Si la mampara de tu baño está vieja, desgastada, rota o simplemente has visto otra que le encaja mejor a la decoración, cámbiala.

El problema, seguramente, sea que no lo haces porque no sabes cómo remplazar la vieja por la nueva y, en el fondo, te da pereza porque crees que será complejo o que tendrás que acabar llamando a un profesional.

Nada de eso.

Queremos  hablarte de los 5 pasos que debes dar para quitarla tú mismo, sin cansarte ni romper nada, para que lo único que tengas que hacer sea elegir la que quieres como sustituta. Sobre todo si no has sido tú quien la colocó en su día.

En este sentido puedes contar con la selección de mamparas online de Expobath, una de las mejores tiendas online para descubrir lo que necesitas y comprarlo sin tener que desplazarte a ninguna parte, y una referencia en las denominadas mamparas Kassandra: uno de los tipos más versátiles que se pueden encontrar en el mercado a día de hoy.

Quita la silicona de la vieja mampara

Lo primero y más importante es eliminar la silicona que une la estructura de la vieja mampara. Para ello, solo vas a necesitar hacer uso de una espátula.

Poco a poco, la silicona irá cediendo y liberando la estructura para que la puedas sacar sin ningún tipo de problema. 

Paso 2. Saca las puertas de la mampara

El siguiente paso es quitar las puertas de la mampara vieja. 

Muchas de ellas no van a necesitar que utilices destornilladores o herramientas porque se pueden quitar empujando con las manos.

Además, si tu vieja mampara no tiene puertas, solo tendrás que sacar la escuadra de sujeción para retirar el cristal o el plástico. 

Casio aparte son las mamparas que se conectan con una barra en su parte superior y que están configuradas con un carril corredero que se usa para abrir y cerrar las puertas. Estas pueden resultar costosas porque tendrás que comprobar que cada junta o punto de unión esté convenientemente suelto, es decir, sin tornillos, siliconas o revestimientos.

Paso 3. Quita la perfilería.

Una vez hayas quitado las puertas, deberás hacerte cargo de la perfilería: perfiles metálicos son aquellos productos laminados, fabricados usualmente para su empleo en estructuras.

Para deshacerte de ellas, encuentra el destornillador adecuado, quita los tornillos que las unen al suelo o plato de la ducha y retíralos.

Una vez que quites la perfilería te darás cuenta de por qué comentamos al principio que había que elegir una con las mismas medidas. 

Este paso es fundamental porque cuando vayas a poner la nueva no vas a querer encontrarte con agujeros en los azulejos o en el plato de la ducha; además de las posibles marcas que pudieran haber quedado en el proceso.

Paso 4. Limpieza

Una vez quitada del todo la vieja mampara, aprovecha para limpiar a conciencia el lugar de los restos de silicona y para desinfectar con lejía toda la zona. Conviene recordar que el baño es un lugar propenso a la proliferación de hongos y bacterias debido a la humedad. Por eso, dale una buena limpieza a todo antes de poner la nueva mampara.

Paso 5. Coloca la nueva mampara

En el mimo hueco que ha dejado la anterior mampara deberás instalar la nueva. Si los agujeros para fijar los tornillos no coincidieran correctamente entre una y otra, deberás hacer agujeros nuevos con un taladro. Por eso, antes de cambiar la mampara, trata de asegurarte de que los sistemas de enganche al suelo son los mismos.

Una vez puesta la nueva mampara, asegúrate de que las puertas abren y cierran correctamente y habrás terminado. Desde luego, este es un proceso que no se realiza en 10 minutos y que puede llevarte algún tiempo, sobre todo si es la primera vez que lo haces, pero, en definitiva, no es complejo y te va a permitir poder comprar tu mampara online sin tener que contar con un profesional que te la instale o desmonte la anterior. Y si no te aclararas, trata de evitar la parte del taladro y llama a uno…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: