Cómo elegir mampara para un cuarto de baño pequeño

Para poder disfrutar de un cuarto de baño pequeño al máximo, una de las cosas que tenemos que hacer es optar por una mampara adecuada al mismo. En la actualidad hay una amplia variedad de opciones entre las que elegir, pero no todas encajan bien con lo que estamos buscando.

Para que puedas tener la seguridad de encontrar la mampara adecuada para tu cuarto de baño pequeño, nos hemos puesto en contacto con profesionales del mundo de la mampara. Gracias a ellos hemos obtenido las claves que nos ayudan a encontrar la mampara adecuada.

1- Necesidades de la familia

En primer lugar, lo que debemos tener en cuenta son las necesidades de la familia. No es lo mismo que la familia esté formada por dos adultos, que, por dos adultos y niños, o personas mayores.

A la hora de elegir la mampara, siempre debemos asegurarnos de que la misma se ajusta realmente bien a las necesidades de cada uno de los miembros. Sobre todo, cuando hay un niño o persona mayor que necesita algo en especial. En ese último caso, se necesitará optar por una mampara que ofrezca una buena movilidad, seguridad y resistencia.

2- Mampara a medida

Una de las cosas en las que debemos fijarnos según los expertos en mamparas de ducha a medida de Asealia son las medidas. Para tener la certeza de que la mampara va a encajar correctamente en el baño pequeño, siempre debemos tomar medidas. En el caso de que las medidas estándar no encajen con las necesidades de la ducha o bañera, siempre nos queda la opción de optar por una mampara a medida.

Lo importante es conseguir una buena integración entre mampara y baño. Así podrás sacarle el máximo provecho al cuarto de baño pequeño.

3- Tipo de apertura de la mampara del baño

Es otro de los detalles en los cuales debemos fijarnos según nos han comunicado nuestros amigos de Asealia. El tipo de apertura de la mampara hace que la experiencia sea una u otra.

  • Correderas: es un tipo de puerta que se adapta muy bien a los cuartos de baño, debido a que no restan espacio al resto de la estancia. Como hemos podido saber, el 90% de las mamparas instaladas en los cuartos de baño pequeños son bajo este sistema. Esta variedad destaca por ser estanca y por ser muy cómoda de usar.
  • Batientes: puede ser otra opción interesante para el cuarto de baño pequeño, debido a que el sistema de apertura es hacia adentro. Tampoco restará espacio a la estancia y eso hará que la experiencia sea más positiva. También las hay que se abren hacia afuera o en ambos sentidos. Siempre hay que elegir la mejor opción. Este tipo de mampara destaca por ofrecer una buena entrada a la persona que va a usar la ducha. Eso sí, las mamparas batientes con apertura hacia afuera no suelen ser las más recomendadas para cuartos de baño pequeños. A cambio, destacan por tener un diseño minimalista, lo que hace que sea una buena opción. Hacen que visualmente hablando el baño parezca más hermoso y amplio.
  • Panel fijo: se presentan como una opción interesante para los baños mini. No solo porque apenas ocupan espacio de la estancia, también porque apenas quitan luz. Además, suelen ser bastante sencillos de instalar. Eso sí, a la hora de instalarlos debes asegurarte de que el acceso a la ducha es cómodo. No todas las opciones del mercado te van a dar la comodidad que buscas.

4- Perfilería y rodamientos

A la hora de elegir la mampara ideal, siempre debemos fijarnos en la perfilería. Como nos indican nuestros expertos, la gran mayoría de personas se fijan en ese detalle, con el punto de vista puesto en la estética. Pero hay que fijarse en ese detalle por su durabilidad.

Es importante fijarse en los rodamientos, siempre y cuando la mampara cuente con ese sistema. En las puertas correderas siempre tenemos que mirar el rodamiento y se recomienda que sean dobles. De esa manera el sistema de apertura será más cómodo y silencioso, por lo que la familia estará mucho más satisfecha con la mampara adquirida.

5- Materiales de fabricación

Elegir una mampara con materiales de calidad es todo un acierto. Es verdad que el precio puede que sea ligeramente superior al de otros modelos, pero a cambio tendremos la seguridad de que la mampara nos va a durar mucho tiempo.

Por ejemplo, puede ser una buena opción sustituir el cristal acrílico por el templado. Este último nos ofrece un grado de seguridad y resistencia mucho más alto, de aquí que poco a poco esté ganando protagonismo.

Otra de las cosas en las que te debes fijar es en el acabado del cristal. Para un cuarto de baño pequeño, puede ser una buena opción optar por el cristal transparente. Es un tipo de mampara que permite pasar la luz, lo que significa que crea una sensación de mayor amplitud. Algo muy importante a la hora de decorar un cuarto de baño pequeño. Si buscas privacidad, entonces deberás optar por las versiones translúcidas. Si no te convence esa opción, siempre te queda la opción de optar por los serigrafiados o los decorados.

6- Facilidad de limpieza

Realmente no es una clave directa para que el baño parezca más grande. Pero sí que te recomendamos mirar si la mampara viene acompañada con un tratamiento antical.

El objetivo es que el baño siempre luzca su mejor imagen y para conseguirlo es importante que la mampara siempre esté limpia.

Un buen tratamiento antical hará que la limpieza te resulte mucho más sencilla, de aquí que sea otro de los aspectos en los cuales te recomendamos fijar. Eso sí, este tratamiento no va a hacer que la mampara esté siempre limpia. Hará que la cal no se concentre tanto en la mampara y en consecuencia te resultará mucho más fácil la labor de limpieza.

Lo que sí debes saber es que el tratamiento no dura toda la vida, a los cinco años más o menos perderá eficacia y deberás realizar otro nuevo si quieres seguir disfrutando de sus beneficios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: