Consejos para ahorrar en la factura de la luz

El precio de los servicios supone una carga enorme sobre la economía familiar, por lo que se vuelve imprescindible encontrar alternativas para conseguir que el gasto no rebase ciertos límites. Uno de los servicios prioritarios es la luz, cuya tarifa considerablemente puede variar entre estaciones, dependiendo de la compañía eléctrica con quien contratamos el servicio.

Si deseamos reducir la cantidad mensual de la factura eléctrica, es importante comparar tarifas y elegir la que resulte más conveniente. La compañía eléctrica de Yoigo tiene tarifas competitivas que merece la pena considerar, pero además también hay varias formas de ahorrar en la factura de luz realizando pequeños cambios en nuestras costumbres diarias.

A continuación, te dejamos seis consejos clave para garantizar un consumo más eficiente de la energía eléctrica y el descenso de la facturación.

Revisa la potencia contratada con tu proveedor

La potencia contratada determina el coste fijo por kilovatio consumido que se verá reflejado en la factura a final del mes. Esta potencia es proporcional a la cantidad de aparatos que se encuentran conectados a la red de tu hogar. Por tanto, si en tu hogar hay pocos electrodomésticos, es posible que puedas solicitar la reducción de la potencia para abaratar el coste.

Evita mantener los aparatos en Stand By

En el hogar ocurre un fenómeno denominado consumo silencioso, que es aquel que realizan los aparatos cuando no se encuentran en uso pero sí conectados a la red. Todos los electrodomésticos con indicadores LED que alumbran cuando están sin uso, se encuentran consumiendo electricidad y es necesario desconectarlos para evitar este gasto innecesario.

Aprovecha la iluminación y ventilación natural

Durante el verano resulta ideal mantener las ventanas abiertas y utilizar cortinas ligeras que permitan el paso de luz natural y de las corrientes de aire para refrescar el interior de la vivienda. Con esta medida es posible reducir la cantidad de tiempo de uso de ventiladores y aires acondicionados, haciendo que disminuya la factura eléctrica.

Instala persianas

Si tu vivienda recibe constantemente luz solar durante el verano, es una buena idea que instales persianas, las cuales te ayudarán a controlar la intensidad de la luz que ingresa al interior, reduciendo considerablemente los efectos de la radiación. De esta forma podrás conservar la temperatura generada por los aparatos de aire acondicionado y disminuir su consumo.

Tarifa con discriminación horaria

Utilizar de forma inteligente las tarifas con discriminación horaria puede garantizar un ahorro de hasta el 30% de la factura habitual del servicio eléctrico. Las empresas proveedoras del servicio disponen de una franja horaria donde el coste por kilovatio consumido es inferior, momento en el cual podemos aprovechar para realizar algunas tareas domésticas como lavar y planchar la ropa.

Cambia todas tus bombillas por tecnología LED

Aunque las bombillas incandescentes ya casi no se utilizan, las halógenas ECO todavía permanecen en muchos hogares. Si bien estas ofrecen un ahorro, este no se compara con el que proveen las bombillas LED, cuyo consumo es mucho más bajo y tienen una vida útil más extensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: