¿Cuándo se puede reparar una caja de cambios automática?

La caja de cambio de un coche suele tener una extensa vida útil cuando el vehículo está sujeto a un correcto uso y un mantenimiento adecuado. Por lo general, si se realizan las revisiones pertinentes, se mantiene el nivel de aceite y no se fuerzan los cambios de marcha, la caja de cambios de nuestro coche no necesitará ser repuesta ni reparada.

Por supuesto, existen señales claras de que es necesario reparar caja de cambio. Por ejemplo, el olor a aceite quemado que se desprende del motor es una señal inequívoca de que la temperatura de la misma se ha elevado porque la transmisión se ha recalentado. Además, existen otras formas de diagnosticar si una caja de cambio se ha estropeado.

En Automóviles Yepes se especializan en el diagnóstico, reparación y reconstrucción de cajas de cambio. Gracias a sus servicios es posible ahorrar hasta un 50% en el precio que representaría la sustitución completa de esta parte tan importante del mecanismo. A continuación, te contamos cuáles son los síntomas comunes que demuestran un fallo en la caja de cambios.

Síntomas que indican una avería de la caja de cambios manuales

  • Bloqueo en el momento de realizar cambios de marcha. Con el objetivo de que no entren dos marchas en simultáneo mientras conducimos, las cajas tienen bolillos de seguridad que bloquean el acceso. Si estos se encuentran desgastados, el eje secundario se atora y cuando esto pasa es momento de realizar el cambio de los bolillos en nuestra caja.
  • Ruido cuando se realiza el cambio de marcha. Los desajustes en el embrague suelen ocasionar ruidos al momento de hacer cambios de marcha. Esto se solucionaría tensando el cable del embrague y sustituyendo los anillos.
  • Dificultad para entrar en una marcha. Es bastante posible que se trate de un embrague desajustado por las mismas causas anteriores, por lo que es necesario tensar los cables, lubricar el varillaje y ajustarlo si se ha desalineado.

Síntomas de avería en una caja de cambios automática

Para las cajas automáticas, suele ser evidente que:

  • No se realice el cambio de marcha.
  • Existe una aceleración pobre en todas las marchas.
  • Las marchas resbalen cuando intentamos cambiar de una a otra.

En este punto, es necesario acudir a nuestro taller de confianza para que evalúen si es posible repararla o se necesita la sustitución completa.

¿Cuándo es posible reparar la caja de cambio?

Una vez que se realiza el diagnóstico y se determina la causa del problema, es necesario abrirla y evaluar con detenimiento las condiciones de sus componentes. Los residuos y el color del aceite son las primeras señales que se utilizan para determinar la magnitud de los daños, siendo el primer paso para determinar si es posible repararla o necesita ser cambiada.

Según el tipo de avería, es posible que sea necesaria la reconstrucción completa. La ventaja principal de la reparación o reconstrucción es que a nivel de precio es posible reducir el gasto hasta en un 50% frente a lo que costaría la renovación e instalación de una caja nueva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: