Cuidado y tratamiento de las cicatrices

El proceso de cicatrización de la piel es complejo y usualmente lento, aunque puede variar de una persona a otra dependiendo de muchos factores como la edad, la genética, los cuidados y la zona del cuerpo en que se produjeron las heridas. No es posible estandarizar el tiempo que le lleva a la piel completar la cicatrización completa.

Además de los cuidados recomendados por el médico tratante, las personas tienen la posibilidad de optar por utilizar maquillaje para cicatrices, aplicando productos que han sido especialmente diseñados para disimular las imperfecciones estéticas y acelerar el proceso de curación de las cicatrices, incluso las más profundas.

Los traumatismos profundos pueden alcanzar las capas más profundas de la dermis, dejando marcas mucho más evidentes que las heridas superficiales, las cuales con el paso de los meses suelen desaparecer casi por completo hasta llegar a ser virtualmente invisibles. El cuidado de la piel y la adición de proteínas que regeneren el tejido se convierten en la recomendación principal.

Fases involucradas en la curación de heridas

No se puede dar un tiempo específico en el que se cura una herida o desaparece una cicatriz, pero si existe una estandarización en cuanto a las fases involucradas en la curación de una herida, especialmente en aquellas que tienen un origen quirúrgico. Se reconocen tres fases que atraviesa el tejido humano durante la cicatrización:

  • Hemostasia/inflamación. Se trata del momento en el cual se desencadena todo el proceso de evitar el sangrado y el desarrollo de infecciones en las heridas. Esta es una reacción natural y, de hecho, beneficiosa.
  • Etapa proliferativa. Durante este periodo se acumula una gran cantidad de colágeno que sirve para generar el cierre definitivo de la herida. Es la etapa en la que se produce eso que conocemos como cicatriz, que es la marca visible en la capa superior de la piel.
  • Remodelación. Este proceso se extiende al menos durante un año después del corte. Durante esta fase, todo el colágeno acumulado en la etapa anterior es degradado.
Fases curación de heridas

¿Cuáles son los cuidados necesarios?

A pesar de que el mismo organismo se encarga de completar la curación, es importante incorporar una rutina de cuidado que acelere la recuperación de los tejidos. Lo deseable es que la cicatriz se mimetice lo más posible con el resto de la piel y no termine siendo una línea visible demasiado ancha como para pasar desapercibida.

Esto podemos lograrlo por medio del uso de geles y apósitos de silicona sobre la herida, evitando la exposición solar en la zona afectada, utilizando cremas con proteínas capaces de nutrir y acelerar la regeneración de los tejidos, además de evitar cualquier rutina capaz de causar que la piel se tensione y la herida vuelva a abrirse.

Con estas recomendaciones, es bastante seguro que la recuperación del tejido se produzca de una forma eficiente y al cabo de un año la herida sea prácticamente imperceptible, o al menos tenga la capacidad de mimetizarse con el resto de la piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: