Normas APA: Guía completa para la presentación de trabajos escritos

Si cada vez que algún estudiante o investigador tiene que escribir una tesis o un artículo, lo hace en sus propios términos, no todos serán fáciles de leer. La organización del contenido y la forma de presentar la portada, los títulos, los márgenes y las referencias bibliográficas dependerían del gusto de cada persona.

Entonces, a las universidades y centros de investigación se les haría muy arduo y difícil, leer, comprender y calificar los documentos escritos presentados por estudiantes o investigadores.

Por eso, en 1929, un grupo de psicólogos, antropólogos y administradores de negocios crearon unas pautas para organizar la forma en que debía hacerse la presentación de trabajos escritos.

En consecuencia, la American Psycological Association (APA) o Asociación Psicológica Americana, en español, decidió crear las Normas APA. Un conjunto de reglas para estructurar la presentación de documentos escritos, como trabajos especiales de grado y artículos académicos o de investigación. Así que es importante tener a la mano una guía completa para la presentación de trabajos escritos, como lo son las normas APA.

¿Qué son?

Las normas APA permiten estandarizar los documentos escritos, al establecer un conjunto de reglas que definen la composición y forma del texto.

Estas simplifican la comprensión lectora, pues al seguir sus pautas se genera un texto de una lectura simple y de fácil entendimiento. También, permiten respetar la autoría en las citas textuales de otros trabajos o documentos, convirtiendo el texto en una investigación seria y comprometida con la veracidad.

Aunque las normas APA se crearon en 1929, sólo fueron publicadas oficialmente en 2002, momento a partir del cual se han actualizado, obedeciendo a las necesidades de sus usuarios. 

La sexta edición se publicó en 2009 y tuvo una vigencia de diez años, hasta que apareció la séptima versión en octubre de 2019. En esta última edición se manejan citas de material en línea, abordando un conjunto de medios, incluso audiovisuales, que ahora pueden ser referenciados.

Por su practicidad, estas normas han extendido su campo de uso a otras ciencias sociales, además de la psicología, abarcando las ciencias económicas y aplicadas. En conclusión, las normas APA son una guía completa para la presentación de trabajos escritos, tanto en el ámbito académico como investigativo.

Formato APA

El formato APA nació con el objetivo de facilitar la comprensión lectora, asegurándose que la presentación de los trabajos escritos sea clara y consistente. Este formato considera la estructura morfológica de los documentos, su longitud, cuadros, gráficos, abreviaturas y citas bibliográficas, por lo que su uso es obligatorio en artículos científicos.

El formato APA está disponible en el procesador de palabras Microsoft Word, a través de plantillas, que se mantienen actualizadas de acuerdo con la edición vigente de las normas APA.

Así que escribir en Word los trabajos de investigación, universitarios o académicos, es una de las mejores formas de garantizar el cumplimiento de las normas APA. Fundamentalmente, porque en Word se pueden gestionar con sencillez las pautas que deben cumplir los trabajos en cuanto a forma y contenido. Lo que facilita la elaboración de los trabajos de grado o de investigación, por lo que, es importante considerar los siguientes puntos:

Papel

El tamaño de las hojas del papel para los trabajos escritos bajo el formato APA es carta, es decir, que las medidas de una hoja son 21,59 cm x 27,94 cm.

Margen

Los márgenes superior, inferior, derecho e izquierdo son iguales y deben ser de 2,54 cm, es decir, una pulgada.

Sangría 

La sangría debe ser de cinco espacios al iniciar cada párrafo, por lo que no se recomienda el uso del tabulador del teclado.

Interlineado

El espacio entre líneas o interlineado es a doble espacio, salvo en figuras y tablas.

Alineación 

La alineación de los textos en cada hoja de papel es a la izquierda, exceptuando en figuras y tablas.

Formato APA

Tipo de letra

La definición del tipo de letra y del tamaño de la fuente obedece a la necesidad de que el texto sea fácil de leer.

Bajo la óptica de garantizar una buena lectura del texto y considerando los avances tecnológicos que permiten claridad y legibilidad a los diferentes tipos de letras. En la séptima edición del formato APA, se pueden usar fuentes con o sin serifas, porque estos remates ubicados al final de los trazos de una letra, no dificultan la lectura. Entonces, las normas actualizadas permiten los siguientes tipos de letras con sus respectivos tamaños de fuentes sin serifas:

  • Arial (11 puntos).
  • Calibri (11 puntos).
  • Lucida Sans Unicode (10 puntos).

También, los siguientes tipos de letras con sus respectivos tamaños de fuentes con serifas:

  • Georgia (11 puntos).
  • Computer Modern normal (10 puntos).
  • Times New Roman (12 puntos).

Estos tipos de letras se consideran legibles y están disponibles en los diferentes procesadores de palabras, incluyendo caracteres especiales matemáticos y letras griegas.

Numeración

La numeración de las páginas debe estar ubicada en la esquina superior derecha y aunque comienza en la portada del documento, sólo se coloca a partir de la introducción.

En las páginas donde se coloca el índice, la lista de tablas, figuras, gráficos, dedicatoria y prefacio, los números van en romanos (I, II, III… etc.). En el resto del texto, las páginas van en números arábigos (1, 2, 3… etc.).

Portada

Los trabajos escritos bajo el formato APA deben tener una portada, sean tesis universitarias o trabajos académicos de investigación. Todo el texto que se presente debe estar centrado y es importante que, la portada incluya los siguientes puntos:

  • Título del trabajo.
  • Nombre del autor.
  • Nombre de la universidad o empresa.
  • Facultad o departamento.
  • Nombre del tutor del trabajo.
  • Lugar y fecha.

Título

En cualquier documento, los títulos y subtítulos permiten a los lectores ubicar los puntos clave que forman parte del escrito. Para ello, cada título debe ser auto explicativo, mostrando de una manera simple, la idea principal que será desarrollada y debe tener un máximo de 15 palabras.

El formato establece la posibilidad de utilizar hasta cinco niveles de rótulos o títulos, cada uno con características propias. Donde, los títulos de nivel uno, van centrados en la hoja, mientras que los títulos de nivel dos en adelante, van alineados a la izquierda.

En los primeros tres niveles, el título se escribe en negritas, mientras que en el cuarto nivel se escribe en negritas y cursiva y en el quinto nivel, sólo en cursiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: