La digitalización global en la Industria 4.0

Vivimos una época de cambios bruscos en todos los niveles y son muchas las lecciones que deben aprenderse en este proceso de transición. La digitalización de la industria es un hecho palpable, evolucionando progresivamente hacia un modelo donde la tecnología se vuelva la protagonista indiscutible, siendo este uno de los cambios más importantes desde la última revolución industrial.

Términos como Data Learning, IoT y Big Data son cada vez más comunes. La demanda de profesionales especializados en estos temas es creciente y la Industria 4.0 se desarrolla con fuerza. Aquellas empresas que no sepan adaptarse a los cambios, están destinadas a desaparecer o, al menos, a quedar relegadas a un segundo plano dentro del nuevo escenario.

Digitalización de la cadena de producción y suministro

Uno de los grandes desafíos de la globalización ha sido el desarrollo de modelos de producción eficientes y, además, sostenibles. La implementación de sistemas digitales para incrementar la eficiencia de las líneas de producción ha sido constante, teniendo como principal objetivo la reducción de errores y el mejor aprovechamiento de los recursos.

Esto se aplica también a lo largo de la cadena de suministro. No solo se trata de mejoras a nivel técnico o mecánico dentro de las plantas de manufactura y producción, sino de la integración de procesos digitales en las diferentes etapas de la cadena de suministro, aprovisionamiento y venta de productos terminados.

Digitalización de la cadena de producción y suministro

La digitalización permite a las organizaciones alcanzar niveles de eficiencia sin precedentes, permitiendo a las empresas de manufactura la creación de productos de mayor calidad, con menos defectos y utilizando mejor los recursos disponibles, todo lo cual reduce el tiempo en que se satisfacen las necesidades del consumidor final.

¿Cuáles son las ventajas de la digitalización en la Industria 4.0?

Durante las siguientes décadas se producirán cambios emocionantes en la forma de producir bienes y servicios. Algunas de las ventajas de la digitalización de procesos dentro de la nueva Industria 4.0 serían los siguientes:

  • Incremento de la productividad laboral. Contrario a lo que se pueda pensar, la mano de obra no está destinada a desaparecer, pero sí se incrementará su nivel de eficiencia y por tanto la productividad laboral. Con una mejor gestión de los recursos materiales y humanos, las empresas lograrán cuotas de productividad sin precedentes.
  • Eficiencia en la toma de decisiones. El manejo de la información en la actualidad es cada vez más simple gracias a la digitalización. Mientras más se profundice en la digitalización de todas las fases de la industria, más simple será tomar decisiones mirando el panorama de manera global. En esto, el manejo de Big Data se vuelve un tema fundamental.
  • Reducción de tiempos de fabricación. Diseñar nuevos productos, desarrollar los prototipos y, finalmente, colocar un producto en el mercado global será una tarea cada vez más simple gracias a la digitalización y automatización de la industria, lo cual reducirá mucho el tiempo de fabricación de los productos y el tiempo de espera del consumidor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: