Por qué es importante definir el mercado objetivo en toda estrategia de e-mail marketing

El envío masivo de correos electrónicos es una de las estrategias más usadas en el marketing digital, por la alta efectividad que tiene, y por lo económica que resulta ser. Sin embargo, no se trata solo de enviar mensajes por enviar, hay que hacer una rigurosa planificación, que incluye la definición del público objetivo y su correspondiente segmentación para alcanzar los mejores resultados.

La utilización de correos electrónicos para hacer publicidad y propaganda, se remonta a los mismos inicios de internet, hace ya tres décadas, cuando comenzó a usarse. Desde entonces, pese a que han surgido muchos más recursos publicitarios, el e-mail se sigue usando con la misma fuerza que en sus inicios.

Sin embargo, hablar de e-mail marketing no es simplemente hablar del envío de correos a la mayor cantidad de destinatarios posible, sin discriminación alguna y sin medir el impacto de los mensajes que se envíen, sino de un plan perfectamente concebido, con un mercado objetivo definido y segmentado, que pueda abordarse de la manera más adecuada.

Cuando se tienen claros los objetivos y los puntos claves de la estrategia publicitaria a desarrollar, todo es más fácil. Por eso es importante delimitar bien qué se quiere, hacia dónde se espera llegar, a qué tipo de público está destinado el producto a lanzar, cómo llegarle de manera efectiva y demás detalles que pueden ayudar a lograr la meta propuesta.

¿Qué es el mercado objetivo?

Uno de los aspectos esenciales que se deben definir al diseñar una campaña de marketing, es establecer con claridad cuál es el público o mercado objetivo, para sobre esa base, desarrollar todas las estrategias necesarias con el fin de impactar positivamente y convertir a la mayor cantidad posible de prospectos en clientes.

El público objetivo no es más que el grupo de personas al que está orientada la actividad de la empresa, así como lo son los destinatarios de las campañas publicitarias, por cualquiera de los medios que se utilicen.

Definir con precisión a qué grupos de la población se quiere llegar, es una parte muy importante de toda campaña, y más cuando el medio por el que se pretende llegar es el correo electrónico.

Por ejemplo, si tu empresa vende propiedades, debes entender que tu target se mueve fundamentalmente en un mercado integrado por personas adultas, estables, con cierto poder adquisitivo y que se muestran interesados en la estabilidad o en las inversiones inmobiliarias. Por tal razón debes orientar los esfuerzos a ese grupo poblacional.

Mal harías si tu campaña para vender casas o pisos, la diseñas con características más orientadas hacia un segmento juvenil o que los correos electrónicos sean enviados a estudiantes de bachillerato. Definitivamente, así no lograrás nada y seguramente perderás recursos, tiempo y esfuerzos. Por eso, es muy importante definir cuál es el público objetivo y delimitar las acciones a desarrollar sobre él.

En el e-mail marketing, la segmentación es primordial

Cuando se trabaja con e-mail marketing, se debe tener mucho cuidado respecto a quienes se les envían los mensajes, porque lejos de captar clientes, podrían alejarlos y hasta espantarlos.

La segmentación es una estrategia esencial en el envío masivo de correos electrónicos, por cuanto ayuda a delimitar de manera efectiva y precisa los grupos a los que deben llegar determinados mensajes.

Realizar esta segmentación hoy en día es muy fácil, gracias a programas especializados que hacen todo automáticamente, de acuerdo con la información que tengan en las correspondientes bases de datos de los destinatarios a quienes se les enviará la información.

Con estos software es sencillo agrupar hombres, mujeres, mayores de 50 años, segmento conocido como FaBs, jóvenes, trabajadores por áreas, aficionados deportivos, amantes del fitness, profesionales en diversas ramas, y demás conjuntos de consumidores y usuarios, de acuerdo a diversos parámetros de interés.

Por ejemplo, los FaBs tienen intereses distintos a los jóvenes de 15 años, y por eso prefieren productos diferentes. Los FaBs, por lo general, buscan productos para su salud, cuidan su alimentación, tienen buen poder adquisitivo, tienen estabilidad familiar, buscan actividades de descanso y relax, sin abandonar el deporte, y muchas características más que los hacen diferentes al resto de la población.

Ese tipo de caracterización es la que permite elegir los productos adecuados y las maneras de poder ofrecerlos a ese segmento especial, para fines comerciales y de publicidad. 

Al tener una segmentación clara y establecida, los mensajes se pueden orientar mejor, se podrá tener un mejor impacto en el público y, en consecuencia, una respuesta positiva que se podrá transformar en mayores conversiones de prospectos a clientes.

Así, una tienda que venda de todo y utilice el e-mail marketing como uno de los principales medios para informar a sus clientes de sus promociones y ofertas, podrá enviar un mensaje sobre la llegada de una lencería especial solo a las mujeres que tenga previamente agrupadas; o bien, sobre una promoción de herramientas, con el fin de poder informar exclusivamente a los hombres que tenga segmentados. Por eso, llegar directamente a quien corresponde, es una gran ventaja.

La tecnología ayuda

Los programas informáticos de e-mail marketing son muy efectivos, no solo para segmentar grupos y enviar el mensaje adecuado y oportuno a cada uno, sino que también ayudan a organizar mejor las campañas y a definir aspectos importantes para el envío de los correspondientes correos.

Estos software son de gran apoyo en la elaboración de los contenidos, programación de envíos, obtención y análisis de métricas, seguimiento de promociones, fidelización de clientes y en muchas otras áreas que ayudan a las empresas a avanzar exitosamente hacia la cima y a mantenerse. La tecnología es un aliado esencial de la publicidad y más cuando se trata del e-mail marketing.

En conclusión, definir el mercado o público objetivo, es esencial para el desarrollo exitoso de cualquier estrategia publicitaria. Si se determinan los grupos correctamente y se les hace llegar el mensaje adecuado, en el momento oportuno, las posibilidades de captar clientes puede cambiar sustancialmente a favor. Por tal razón, hay que poner especial atención en esta importante área.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: