Método ROPA: la opción para mujeres que quieren compartir la maternidad

Es popularmente conocida y aceptada la frase “madre solo hay una”. Sin embargo, la realidad es que los nuevos modelos familiares se encuentran a la orden del día y las parejas compuestas por dos mujeres también tienen la oportunidad de compartir la maternidad gracias al proceso de Inseminación Artificial In Vitro con Donación de Semen.

Para las mujeres casadas que tienen el deseo de compartir la maternidad, existe el método ROPA, por medio del cual se vuelve posible realizar la gestación de un bebé para que el mismo tenga vinculación con ambas: una será su madre genética mientras que la otra sería su madre biológica. En las siguientes líneas te contamos más sobre este tema. Además, puedes ampliar información en este enlace: Método ROPA Madrid.

¿Qué es el método ROPA?

ROPA son las siglas del Método de Recepción de Óvulos de la Pareja. Se trata de un exclusivo procedimiento que ha sido diseñado para matrimonios entre dos mujeres que tengan la intención de compartir la maternidad, atravesando un proceso de concepción en conjunto, permitiendo que ambas tengan la posibilidad de participar activamente del embarazo.

Se trata de una variante de la Inseminación Artificial In Vitro, donde una de las esposas se somete a estimulación ovárica para extraer sus óvulos para la fecundación In Vitro, mientras que la otra será la encargada de gestar al bebé en su vientre. De esta forma, ambas mujeres adquieren los mismos deberes y derechos legales sobre el bebé.

Además, el proceso tiene implicaciones psicológicas y emocionales importantes para las involucradas en el proceso, quienes tienen la posibilidad de participar activamente en el proceso de gestación y desarrollar vínculos genéticos y biológicos con el nuevo bebé. Gracias a este método se ha cambiado por completo el paradigma de concepción entre parejas de mujeres.

¿Quiénes son aptas desde el punto de vista médico?

Las candidatas ideales para el método ROPA serían las parejas donde una de ellas se encuentre en capacidad de producir óvulos y la otra tenga un útero apto para recibir los embriones fecundados. En este caso, se evaluará las intenciones de cada una con respecto al papel que le correspondería, tomando en consideración cuál de las dos tiene mayor calidad para cada proceso.

En cuanto a riesgos, no existe asociación alguna a riesgos más allá de los relacionados con cualquier embarazo. Con respecto al semen utilizado, este por regla general procede de un donante anónimo y los bancos de semen permiten la elección de las características deseadas, como color de piel, ojos, cabello, altura y origen racial.

Se trata de un método de baja complejidad, donde la tasa de éxito estaría principalmente asociada a su edad y la existencia de padecimientos de salud que puedan tener un impacto negativo sobre su capacidad reproductiva. Por lo general, las mujeres mayores de 40 años solo tienen un 2% de probabilidades de embarazo bajo este método.

Fases del tratamiento de fertilización bajo el método ROPA

Estimulación ovárica

Quien asume el papel de donante tendrá que someterse a un proceso de estimulación ovárica exactamente igual al que se aplica cuando se realiza una fecundación In Vitro convencional. Este proceso comienza al tercer día de la menstruación, momento en el cual se inicia la administración de medicación hormonal.

La medicación se mantiene por un periodo de 8 a 12 días, hasta que los folículos alcanzan una medida promedio de 18mm. En este punto, se coloca una inyección que descarga la ovulación y 36 horas después se tendrá que realizar una punción ovárica bajo sedación.

Preparación del endometrio

Quien recibe el embrión tendrá que preparar su útero para recibir el trasplante en las condiciones idóneas para el proceso de gestación. Se administrarán estrógenos vía oral al mismo tiempo que su pareja recibe medicación hormonal para propiciar la ovulación y, en el momento de la punción ovárica de su compañera, se procede a administrar progesterona.

Fecundación

Los óvulos que han sido extraídos son fecundados con el semen del donante y posteriormente, los embriones serán transferidos al útero de la pareja. Por lo general se transfiere entre ellos, un embrión en estado de blastocisto (con cinco días de haber sido fecundado), incrementando las probabilidades de embarazo y disminuyendo la posibilidad de gestación de gemelos.

Transferencia

Esta se realiza por medio de una cánula, bajo visión ecográfica. Este procedimiento es completamente sencillo e indoloro, por lo que no requiere anestesia y la pareja puede compartir la experiencia.

Test de embarazo

Finalmente, 10 días después de completado el procedimiento se realizará una prueba de embarazo en sangre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: