8 razones por las que mudarse a Alicante

Cuando se vive en la costa mediterránea es posible despertar en el paraíso, con un clima agradable y mayormente cálido. Junto a una amplia oferta de ocio y entretenimiento, Alicante se convierte en uno de los destinos más llamativos para las personas que desean escapar de la agitada rutina de las grandes urbes que suele desencadenar en un estrés inmenso.

Alicante es una ciudad caracterizada por contar con todo lo necesario para una vida tranquila y cómoda, sin tener que desembolsar sumas de dinero excesivamente elevadas para la compra de una propiedad inmobiliaria ni para el sustento mensual ya que, al compararla con las principales ciudades europeas, esta tiene un coste de vida muy inferior.

La oferta de pisos nuevos en Alicante va en crecimiento, con opciones adaptadas a todos los presupuestos. Si te encuentras en busca de un destino donde asentarte, con la comodidad de una ciudad turística, la calidad de vida de una gran urbe y los costes de una locación más pequeña, entonces te conviene ver de cerca esta maravillosa ciudad en medio de la Costa Blanca.

Ocho razones por las cuales mudarse a Alicante es una buena idea

En el siguiente resumen dedicamos unas líneas a exponer el conjunto de razones por las cuales mudarse a Alicante puede resultar una buena idea para la familia. Es imprescindible que conozcas estos detalles antes de tomar una decisión tan importante como la compra de una vivienda familiar.

Clima templado

Alicante mantiene una temperatura de 5 grados durante el invierno y que asciende a los 40 en el verano. En promedio se mantiene sobre los 25 grados durante al menos 6 meses, por lo que es posible disfrutar de las playas la mayor parte del año, con 300 días al año de sol y condiciones climáticas idóneas para el disfrute de toda la familia.

Paisajes naturales impresionantes

La franja costera de Alicante se caracteriza por disponer de playas de aguas tranquilas y poco profundas. Gracias a estas cualidades, las playas de la zona tienen el distintivo “Bandera Azul” por la seguridad y la calidad de los servicios turísticos ofrecidos alrededor. Además, la ciudad está compuesta por valles, parques naturales y zonas montañosas de una belleza cautivadora.

Fiestas tradicionales de importancia internacional

También se trata de una tierra rica en cultura y manifestaciones de trascendencia internacional como las Hogueras de San Juan, momento en el cual se organizan festivales musicales, espectáculos teatrales, eventos deportivos y un despliegue enorme de fuegos artificiales. Sin embargo, esta no es la única tradición que se puede llegar a conocer en la zona.

Gran oferta gastronómica

Si eres amante de la buena comida, entonces tendrás una buena excusa para establecerte en Alicante. Arroces en todas sus presentaciones, mariscos y verduras en abundancia son parte de la oferta gastronómica que se puede disfrutar en la zona, así como las tapas y los maravillosos helados caseros que podemos disfrutar todo el año en las heladerías de la zona.

Entretenimiento al aire libre

Es una región montañosa, por lo cual todos sus alrededores presentan las condiciones idóneas para realizar actividades al aire libre, ejercitarse y disfrutar de entrar en contacto directo con la naturaleza. Existen zonas en las que es posible seguir circuitos de senderismo, tanto en soledad como acompañados de otras personas que comparten los mismos intereses.

Oportunidad de adquirir vivienda a buen precio

Contrario a lo que podríamos imaginar, tanto el coste de la vida como el de la compra de propiedades inmobiliarias es bastante más bajo que el experimentado en ciudades como Madrid, e incluso otras ciudades dentro de la UE. Es posible localizar pisos nuevos y listos para ocupar en condiciones de venta bastante justas para el comprador.

Castillos y fortalezas

Si eres amante de la arquitectura y la historia, tendrás una oportunidad inigualable de descubrir varios detalles de la Cultura Romana, destacando el Castillo de Santa Bárbara que se sitúa a 166 metros de altura y además se encuentra rodeado de una fortaleza desde donde es posible tener vistas impresionantes de toda la ciudad. Como esta, son varias las estructuras dispersas a lo largo de la ciudad.

Tranquilidad

Sin duda, vivir en Alicante es lo más cercano que tendremos a despertar en el paraíso. La tranquilidad que se experimenta en la zona se debe a un estilo de vida mucho más apacible y menor cantidad de estrés acumulado gracias a la increíble facilidad de este destino para hacer que cualquier persona se olvide por completo de la rutina y la cotidianidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: