Myanmar: una incursión en la tierra dorada de Asia

Myanmar es uno de los maravillosos rincones del mundo donde puedes admirar una impactante exhibición de templos y pagodas. Conocerás a los encantadores lugareños, que gustosamente te enseñarán sus costumbres y, ten por seguro, que te robarán el corazón. Myanmar es, definitivamente, una de las rutas imprescindibles de Asia.

Myanmar, la tierra dorada

Hasta el año 1989 fue conocida como Birmania, la “Tierra Dorada” de la obra maestra de Norman Lewis. Fue en 1996 que Myanmar, abrió sus puertas al turismo, sin embargo, permaneció aislada del mundo hasta el 2013, debido a un régimen militar. Es un deslumbrante lugar donde cada turista tiene algo que descubrir. En este apenas conocido país, un poco apartado del mundo, cada atardecer es un milagro de la naturaleza que te deja sin palabras y, puede hacer humedecer tus ojos al contemplar semejante belleza. Myanmar, conserva todo de la Antigua Birmania, sus costumbres, las creencias en un arraigado budismo y los monumentos, que trascienden en el tiempo, totalmente invariables. Visitar este mágico lugar, es como realizar un viaje a través del tiempo.

Los tesoros de Myanmar

Sus doradas pagodas son el símbolo de su profunda espiritualidad y forman parte de los principales atractivos de la ciudad, junto a otros monumentos.

La Pagoda de Shwedagon

Se encuentra en Yangón y es la más antigua y grande del mundo. Entre sus reliquias más preciadas, se conservan ocho cabellos de Buda. Su majestuosidad te dejará sin palabras, pues estarás frente a una estructura de 100 metros de altura cubierta de oro, diamantes y rubíes, que con el reflejo del sol destella líneas doradas. Es uno de los íconos más importantes de Myanmar.

Golden Rock

Este es otro de los lugares sagrados y está entre los tres templos más importantes de Myanmar. Esta majestuosa piedra dorada está ubicada en el monte Kyaiktiyo. La mayor curiosidad de este lugar, es que la roca no se sujeta con nada y permanece inmóvil en el borde de un precipicio, incluso, ha mantenido su posición en situación de terremotos.

Las torres blancas del Templo de Sandamuni y la pagoda de Kuthodaw

Estos monumentos están al pie de las montañas en Mandalay. El primer impacto es un enorme arco de oro que consigues en la entrada. También encuentras el libro más grande del mundo en este lugar. Y, el interior está compuesto de stupas, estructuras construidas para albergar y proteger las 729 piedras de mármol que adornan los pasillos.  Las enseñanzas del budismo están plasmadas en estas piedras talladas por ambos lados, en escritura birmana, allí están los 15 tomos del Tripitaka.

Sitios que visitar

Yangón su capital, Bangal y Mandalay

Yangón es un poco agitado por el tráfico y el comercio, allí se encuentran resaltantes pagodas de oro y templos para adorar a Buda. También encontrarás monasterios, mercados de frutas, ropa y prendas, tiendas y restaurantes. Bagán, es un lugar más tranquilo, lleno de templos, pagodas y monasterios. Mandalay, antigua capital de Myanmar, alberga el monasterio Mya Skkya, donde habitan unos 400 monjes, dedicados al estudio de las antiguas escrituras budistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: