¿Qué debemos tener en cuenta en la instalación de tejados?

La instalación de tejados es un asunto de vital importancia para la conservación adecuada de una propiedad inmobiliaria. Los tejados tienen la capacidad de proteger el techo y el interior de la propiedad de las inclemencias de la naturaleza como la nieve, la lluvia, el sol y las elevadas temperaturas, por lo que se trata de un elemento funcional de gran relevancia en la construcción.

Sin embargo, para que su función vital se cumpla de una forma eficiente es importante que el proceso de instalación se desarrolle de manera correcta, al igual que la rehabilitación para tejados. Si se deja el procedimiento en manos de profesionales y con la periodicidad adecuada, tendremos garantía de que la propiedad no tendrá goteras, humedades ni daños en la infraestructura.

Detalles a considerar durante la instalación de tejados

Si queremos que el tejado se convierta en un elemento realmente funcional en la estructura de nuestra propiedad, es imprescindible que se preste atención a una serie de detalles durante su instalación. Te contamos con detalle algunos de los temas que debes conocer antes de proceder a la instalación de un tejado en tu propiedad inmobiliaria.

Compra y traslado adecuado

Después de elegir el tejado perfecto, es importante considerar un traslado adecuado. El transporte de tejados debe realizarse en vehículos abiertos, pero siempre protegiendo el material del sol y la lluvia, ya que esto puede generar un efecto lupa que dañe las tejas mucho antes de ser instaladas en nuestra propiedad.

Durante este proceso deberá evitarse todo lo posible el arrastrar y golpear las tejas mientras se realiza la carga y descarga, ya que esto puede llegar a debilitarlas y volverlas más frágiles, razón por la cual sufrirán un desgaste acelerado sobre nuestro techo, conduciendo a un mantenimiento correctivo temprano que perfectamente se podría evitar con una correcta manipulación.

rehabilitación para tejados

Limpieza

Antes de instalar el tejado es imprescindible que se realice una limpieza completa de la superficie, eliminando toda clase de suciedad y evitando así que piedras o algún otro elemento produzca un error de colocación que termine siendo la causa de una filtración con la llegada de las lluvias o mal funcionamiento en cuanto a aislamiento, trasladando el frío exterior al interior de la propiedad.

Pendiente adecuada

El ángulo de la pendiente puede variar en función a las características arquitectónicas de la propiedad, sin embargo, nunca debe ser mayor del 27%. Esta medida estandarizada en la cubierta tiene como objetivo evitar la acumulación de nieve, suciedad, granizo y agua. Un 27% de pendiente implica subir 27 cm en inclinación vertical por cada metro horizontal.

Material de fijación y distancias mínimas

Las tejas se fijan sobre la superficie según las especificaciones de cada fabricante. En la mayoría de ocasiones se utilizan tornillos autoperforantes, ganchos galvanizados y amarres. Cuando se utilizan correas o cerchas para hacer reposar las tejas, es importante además aislar con algún material como caucho o fibra de vidrio. Las distancias también dependerán del fabricante elegido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: