Qué ver y hacer en Tivoli, Italia

Las crónicas de Dioniso de Halicarnaso, historiador del siglo I a.C., establecen que la ciudad de Tibur (nombre por el que se conocía Tivoli anteriormente), nació un siglo antes de que se produjera la Guerra de Troya. Esto implicaría que Tívoli es al menos seis siglos más antigua que la mismísima Roma.

Por supuesto, esto no deja de ser una curiosidad que no ha podido ser demostrada. Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que la ciudad pasó a formar parte de la República de Roma durante el año 335 a.C., siendo mencionada en documentos oficiales romanos. En cualquier caso, es una ciudad pequeña que ha sido parte importante de la historia durante la Edad Media y el Renacimiento.

Durante el siglo XX, Tivoli evolucionó para convertirse en un atractivo turístico, llegando a constituirse en una ciudad de unos 60.000 habitantes, en donde se pueden disfrutar de los siguientes atractivos turísticos:

Villa Adriana

Cuando la ciudad se convirtió en retiro para exiliados y emperadores, la ciudad consiguió la mayor parte de sus infraestructura que hoy constituye parte de su patrimonio. Villa Adriana es un ejemplo clásico de esto, pues posee lugares como el Teatro Greco, Templo de Venere, La Plaza de Oro, puntos que constituyen un complejo considerado Patrimonio de la Humanidad.

Jardines de Villa d’este

Sin duda, los jardines más conocidos de toda Italia y una fama bien justificada, pues representan el pináculo del diseño de jardines en el paisajismo italiano. Son amplios, por lo que el visitante puede pasar horas explorándolos y asombrándose con su belleza, obteniendo vistas impresionantes y descubriendo esculturas ocultas por todo el lugar.

Villa d’este

Villa Gregoriana

La construcción fue ordenada por el patriarca de la iglesia católica durante el siglo XIX: Gregorio XVI. El mandatario eligió el noreste de la ciudad, interceptando el río Aniene que atraviesa la ciudad rumbo a roma. Tal y como suele ocurrir en toda la ciudad, los jardines son los principales protagonistas de la villa, junto a pequeñas cuevas, fuentes, esculturas y templos.

Cascada de Tívoli

La Cascada se ubica al este de la Villa Gregoriana y es un imprescindible en esta ruta. Se trata de una cascada hermosa con una caída de agua de 100 metros, aunque también es posible encontrar dos cascadas más pequeñas. Durante la primavera es el mejor momento para apreciar el máximo de su belleza, pues es el momento en que el río mantiene su caudal al máximo.

Rocca Pia

Se trata de una magnífica estructura que fue erigida durante el siglo XV, justo en medio de los conflictos Guelph y Ghibellines, con el objetivo de fortalecer la defensa de la ciudad. Su diseño simétrico resulta atractivo, así como el hecho de permanecer en perfecto estado de conservación tras 500 años de construcción.

Rocca Pia

Catedral de Tivoli

Otro punto de interés en la ciudad de Tivoli es su Catedral. Se conoce también como el Domo de San Lorenzo Martire y fue construida durante el siglo XII con un estilo romántico. Su exterior es bastante sencillo, mientras que su interior posee una decoración impresionante y suntuosa, abundante de frescos, pinturas y ornamentos.

Chiesa di Sant’Andrea

Sin duda, es bueno considerar el Chiesa di Sant´Andrea como una joya escondida, pues suele pasar desapercibida por los visitantes aunque su interior es bastante hermoso. Lo que ocurre con este edificio religioso es que su exterior resulta bastante decepcionante, así que no te esperarías un interior tan opulento, con columnas de mármol y relieves dorados en todo el espacio.

Via delle cascatelle

Es una pasarela que atraviesa un parque precioso, permitiendo al visitante disfrutar de una vista magnífica de las cascadas ubicadas en la parte norte de la ciudad. La encontrarás saliendo de la Villa Gregoriana en dirección a Via Quintilio Varo. Si hace buen tiempo, puedes caminar y disfrutar de las vistas con tranquilidad.

Santuario Hércules Víctor

Al noreste de la ciudad encontrarás un espectacular complejo romano de la época republicana, con numerosos espacios que dan cuenta de las habilidades de construcción exhibidas por los romanos. Encontrarás un anfiteatro muy bien cuidado, un santuario, una plaza central y una fuente, además de diversas salas y un museo donde conocerás detalles de la historia del lugar.

Piazza Giuseppe Garibaldi

Se trata del centro neurálgico de la ciudad de Tivoli, con una arquitectura hermosa donde resalta la Iglesia Santa María Maggiore y una escultura central en forma de arco que ocupa dos piscinas, una obra modernista que resulta interesante de apreciar y también de fotografiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: