Que es el ayuno intermitente

Comúnmente se cree que comer en todo momento del día y de la noche puede minar los mecanismos de reparación y protección del cuerpo. Estos mecanismos, al estar en funcionamiento todo el tiempo, pueden generar respuestas metabólicas indeseadas, incluyendo inflamaciones.

Entonces, dejar de comer durante ciertos períodos de tiempo, mejora los órganos y tejidos del cuerpo, así como la función mitocondrial de nuestras células. Lo que conlleva a tener fácilmente una solución, que cura y permite una pérdida de peso  natural importante y potente.

En consecuencia, el ayuno es beneficioso para la salud general del cuerpo, y alternado con un régimen alimenticio con carbohidratos de bajo índice glucémico son una excelente amalgama.

Esta combinación denominada ayuno intermitente es una herramienta muy potente para activar la autofagia de tejidos dañados y el consumo del exceso de grasa corporal.

Igualmente, dentro de los beneficios del ayuno tenemos que mejora nuestra longevidad, así como la claridad mental y la salud metabólica de nuestro organismo.

Ayuno

Ayunar es abstenerse voluntariamente de ingerir comida o bebida, sea por motivos de salud, religiosos o por cualquier otro. Cuando ayunas, lo haces porque decides no comer, aunque tengas acceso a alimentos.

El ayuno puede ser de horas o días y puedes comenzarlo y dejarlo cuando así lo desees, porque no tiene una duración estándar, pues simplemente es dejar de comer. De hecho, estás ayunando en cualquier momento en el que no comas.

Por ende, normalmente ayunamos entre la cena y el desayuno del día siguiente, en un intervalo que puede durar entre 12 y 14 horas. Entonces si examinamos el término “desayuno”, podemos darnos cuenta que no es otra cosa que dejar de ayunar, “des-ayuno”.

Es decir que, si cenas a las 8 de la noche y desayunas a las 8 de la mañana, tienes un intervalo de ayuno de 12 horas.

Entonces, el ayuno intermitente no es algo raro, sino algo que es parte de la vida cotidiana y por ende, es el régimen alimenticio más antiguo y efectivo que puedas imaginar.

Ayunar permite al cuerpo emplear la energía almacenada, quemando el exceso de grasa corporal, un proceso normal, que la evolución nos permite sin efectos nocivos para la salud.

Como la grasa corporal es una parte fundamental del cuerpo, que cuida nuestros órganos, recubre las articulaciones y es una fuente de energía para el cuerpo.

Si ayunas, tu cuerpo se alimentará de su propia grasa para conseguir la energía que requiere para su correcto funcionamiento.

Ayuno intermitente

El Ayuno Intermitente es una forma de alimentarse que activa la pérdida de peso, además de otorgar otros beneficios para la salud.

Como el cuerpo no está hecho para comer las 24 horas del día, el ayuno intermitente también equilibra los niveles de azúcar en la sangre y mejora la salud cerebral. Y es que el cuerpo está diseñado para dejar de comer durante un período de tiempo determinado con la finalidad de repararse a sí mismo.

El ayuno intermitente o la alimentación con restricción de tiempo, hace referencia al tiempo que transcurre entre las comidas.

Tipos de ayuno intermitente

Hay diferentes formas de practicar el ayuno, pero es imprescindible escoger la que mejor cuadra con nuestro estilo de vida e incluso con nuestra personalidad.

Como reduces tu ingesta de calorías, estos tipos de ayuno causarán pérdida de peso siempre y cuando no se compense comiendo en demasía, durante los períodos de alimentación.

Existen diversos tipos de ayuno intermitente, los que varían de acuerdo a la cantidad de horas del día que pases sin comer:

Método 16/8

El método 16/8 es un ayuno en el cual comes todas tus calorías durante un período de 8 horas y ayunas durante 16 horas. En otras palabras, el tiempo normal de ayuno mientras duermes, se extiende unas cuantas horas más, es decir, que puedes retrasar el desayuno.

También puedes adelantar la cena, además de retrasar el desayuno, lo que abrirá más fácilmente la ventana de tiempo para el ayuno. Este método es el más popular, porque es considerado como el más simple, fácil de seguir y sostenible en el tiempo.

Dieta 5:2

La Dieta 5:2 es un ayuno en el que durante dos días a la semana, no necesariamente consecutivos, reduces tu consumo de calorías a un máximo de 500 a 600 calorías diarias.

Durante los otros cinco días restantes de la semana, puedes comer normalmente, aunque se sugiere un régimen alimenticio que sea saludable.

Eat – Stop – Eat

En este tipo de ayuno, se alternan días en los que comes lo que quieras durante 24 horas, para luego dejar de comer durante un día completo.

Este patrón se repite como máximo dos veces por semana, porque implica dejar de comer por períodos extensos de tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: