Poderosas razones para llevar a tu hijo a un dentista infantil

En muchas ocasiones cometemos el error de llevar a nuestros hijos al mismo dentista al que acudimos nosotros, cuando lo más recomendable es llevarlos a un dentista infantil especializado. La odontopediatría es una especialización que se encarga de tratar a niños, incluso a recién nacidos, y hacer los correspondientes tratamientos restauradores en los casos que sean necesarios.

Un buen dentista infantil tiene la formación y experiencia para tratar con los más pequeños de la casa. Este tipo de dentista es igual que el de adultos, solo que considera las patologías propias de los más pequeños y su formación les permite proporcionarles un trato especial para que no sientan miedo en ningún momento del procedimiento. 

La importancia de un dentista infantil

Al igual que el pediatra, los dentistas especializados en los niños son los más idóneos para hacer seguimiento y tratar las diferentes patologías que pueden sufrir a lo largo de sus primeros años de vida. 

A diferencia de un dentista general, el odontopediatra tiene más conocimientos sobre los problemas que pueden desarrollar los niños. Por ejemplo, el tratamiento de caries de un adulto a un niño puede ser significativamente diferente, ya que los dientes fijos o temporales (dientes de leche), requieren de procedimientos distintos. Lo mismo ocurre con las lesiones que se puedan generar en el área de la boca, mientras que con la dentición temporal, se pueden aplicar tratamientos más agresivos, con la permanente se debe ser mucho más cuidadoso.

La ortodoncia para niños es otro excelente ejemplo de la importancia de llevar a los peques a un especialista. El odontopediatra es el más indicado para detectar cualquier anomalía como problemas de mordida, maloclusión o paladar estrecho que puedan afectar la sonrisa del niño a medida que crezca. Cuando estos problemas son detectados oportunamente, pueden recibir tratamiento y comenzar la corrección desde la infancia, mejorando la estética desde temprana edad y evitando gastos mayores en comparación a una reparación de sonrisa en la vida adulta.

Principales ventajas de llevar a los niños a un dentista infantil

Son muchas las ventajas de llevar a los peques a un dentista especializado, desde un trato más adecuado hasta la detección temprana de ciertas patologías que, probablemente, un dentista general pase por alto.

  • Tratamientos oportunos y correctos en función de las necesidades del niño
  • Detección temprana de problemas
  • Seguimiento de la salud bucodental desde los tres años de edad
  • Menos probabilidades de desarrollar caries u otros problemas asociados a la infancia
  • Detección temprana de problemas de mordeduras
  • Tratamientos de ortodoncia temprano que mejora la estética desde el primer momento
  • Solución de problemas de sobremordida y submordida
  • Trato adecuado para que los niños no tengan miedo de acudir al dentista

¿Por qué es importante llevar a los niños al dentista?

Desde los tres años es recomendable llevar a los niños a un dentista infantil y si el pediatra lo recomienda, puede ser necesario llevarlos, incluso, antes de esta edad. De hecho, cada vez es más común llevarlos desde los 12 meses, tiempo en que coincide con la primera dentición, ya que es el momento ideal para determinar si existe alguna alteración congénita que pueda afectar la forma, tamaño y número de dientes que puedan salir. 

El seguimiento desde temprana edad garantiza la detección a tiempo de problemas que luego puedan afectar los dientes definitivos. Trastornos de la mandíbula o de las encías también pueden detectarse en esos momentos. 

Los tratamientos de caries antes de que afecten a otras piezas y el cuidado general de la boca, es clave para el óptimo desarrollo del pequeño y para que pueda disfrutar de una buena salud general. En este sentido, el dentista infantil también puede aconsejar a los padres para que estos limpien los dientes y cavidad oral de sus hijos de la forma adecuada y así garantizar un buen proceso de higiene, clave para la prevención de muchas patologías, comenzando por las famosas caries.

El dentista infantil es un profesional de vital importancia para la salud de nuestros hijos, de allí la importancia de llevarlos desde temprana edad y siempre con un profesional especializado, ya que es la única forma de garantizar el mejor seguimiento y tratamiento para cualquier problema que surja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: