Riesgos del consumo excesivo de café

El café es prácticamente el despertador del mundo, porque es una de las bebidas más consumidas en las mañanas para despertarse. Y es que por lo menos el 30 % de la población mundial consume café con frecuencia y son muchas las personas que no pueden vivir sin tomarlo, ya sea en la casa o en el trabajo.

Pero, la preocupación real recae en los riesgos del consumo excesivo de café durante un día, puesto que es ahí cuando la salud se pone en juego.

Cada país, cada cultura y hasta cada ciudad tiene su propia manera de preparar y tomar esta bebida, usualmente ligadas a tradiciones heredades desde tiempo atrás.

Pero es importante saber que el consumo excesivo de café puede provocar daños permanentes en el corazón. Estos daños son responsabilidad de la cafeína que contiene, ya que es un estimulante capaz de producir taquicardia.

De hecho, el American College of Cardiology dice que beber diariamente más de tres tazas de café, puede provocar trastornos cardíacos. Lo que se convierte en casi una certeza, en los casos en que se tiene alguna predisposición a padecimientos cardíacas.

Por ello, las personas que tienen problemas de arritmia o taquicardia, deben cuidar su consumo de esta bebida, para no excederse y acentuar sus problemas previos.

Si gustas disfrutar del sabor del café y tienes una condición cardíaca preexistente, la sugerencia es consumirlo descafeinado como una alternativa.

Café

Es una bebida o infusión, que se obtiene a partir de los granos tostados y molidos de los frutos del cafeto. Es una bebida para socializar, porque las personas suelen reunirse a tomarlo, como una excusa para conversar.

Cafeína

La cafeína es considerada como la sustancia psicoactiva más popular del mundo, pues se estima su consumo anual en 120 mil toneladas. Es un estimulante del metabolismo y del sistema nervioso central, que es usada recreacional y médicamente.

Ayuda a disminuir el agotamiento físico y a restaurar el estado de alerta mental, cuando existe un aletargamiento inusual, pues activa el sistema nervioso central, provocando un incremento en la alerta y la vigilia, así como un pensamiento más rápido y claro, aumentando tu atención. Con ello, también mejora la coordinación corporal.

El fruto del cafeto tiene un 2 % de cafeína y está comprobado que tomar un gramo diario de cafeína durante una semana es suficiente para inducir un síndrome de abstinencia.

Tomar un gramo diario de cafeína equivalente a tomar 10 tazas de café expreso o a tomar 5 tazas de café filtrado por goteo, lo que sin duda es un consumo excesivo. Así que, ten en cuenta que una taza de café instantáneo tiene 80 mg de cafeína, mientras que una taza de café filtrado tiene 125 mg de cafeína.

Riesgos del consumo excesivo del café

Algunos de los riesgos mas relevantes son los siguientes:

Irritabilidad y ansiedad

Si el consumidor ya padece de los nervios, el café puede aumentar la irritabilidad y la ansiedad que pueden tener manifestaciones físicas en afecciones del sistema digestivo.

Ulceras gástricas

Puede originar la aparición de úlceras en el tracto gastrointestinal, como resultado del aumento de la irritabilidad.

Abortos espontáneos

Hay estudios que señalan un incremento del riesgo que existe entre el consumo de cafeína y riesgo de aborto espontáneo en el primer trimestre de gestación.

Alucinaciones

Las personas que consumen más 315 miligramos diarios de cafeína tienen más posibilidades de sufrir alucinaciones, o de escuchar ruidos o voces que no existen.

No absorción de algunos medicamentos

En mujeres menopáusicas con descalcificación ósea, el consumo excesivo de café impide la absorción de algunos de los medicamentos recomendados para la descalcificación.

Acelera el ritmo cardíaco

De por sí, tomar café acelera el ritmo cardiaco, por lo que consumirlo en exceso puede originar trastornos cardíacos más severos.

Exceso de cafeína

Si el café que tomas no es descafeinado, es importante controlar la cantidad que consumes, porque un exceso de cafeína es capaz de provocar algunos de estos síntomas:

  • Aumento del ritmo cardiaco
  • Arritmia
  • Diuresis
  • diarrea
  • Irritabilidad
  • Insomnio
  • Intranquilidad
  • Náuseas
  • Nerviosismo
  • Subida de la tensión arterial

Es importante que conozcas que suspender, repentinamente, la ingesta de cafeína puede generar un síndrome de abstinencia, con dolor de cabeza y hasta perdida de ánimo. Estos síntomas se superan en pocos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: