El tenis en España: historia, informaciones y curiosidades

El tenis de España tiene una rica historia que posee enormes logros, tanto a nivel individual como nacional.

A finales de los cincuenta comenzó la faceta individual del tenis español. Durante el amateurismo, Manuel Santana y Andrés Gimeno fueron las figuras que encabezaron este período, ambos ganaron  torneos de Grand Slam. Luego, con varios años de experiencia, llegó una segunda generación. Era una época con mayor apertura y estaba compuesta por Manuel Orantes y José Higueras, estas figuras se destacaron por la cantidad de títulos ganados: por una lado 33 y por el otro 16, además de mantenerse dentro del Top 10. 

Cuando los 80’s estaban finalizando, nació la tercera generación que se desenvolvió con maestría en el crecimiento de tenistas entre los primeros lugares del ranking. Luego de mucho trabajo, forjaron a toda España como una potencia del tenis a nivel mundial.  El dream team español estaba compuesto por Juan Aguilera, Emilio Sánchez, que en 1989 llegó a la primera posición en la categoría de dobles, Carlos Costa y Francisco Clavet entre otros.

La llamada cuarta generación comenzó a gestarse a principios 90’s. El líder de esta manada de profesionales era Sergi Bruguera,  quien en dos oportunidades se llevaría el torneo de Roland Garros, seguido por Alex Corretja, Alberto Berasategui, Felix Mantilla, y los también los triunfadores del Roland Garros Carlos Moyá y Albert Costa. Todos los nombrados anteriormente llegaron a posicionarse dentro del Top 10, abrazando la cantidad de más de 10 títulos cada uno, sumado a Moyá como el Nro. 1 del ranking ATP de España, por primera vez en la historia.

Con el tenis español ascendiendo sin trabas, surgió una nueva generación: la del 2000’s que se sumaron a los más longevos de la última década. Juan Carlos Ferrero también ganaría el Roland Garros y así lograría convertirse en el segundo español en alcanzar el primer puesto del ranking. Por otra parte, la nueva “armada española” seguiría adueñándose de los títulos y el top 10 mundial.  Además Ferrero, David Ferrer, Tommy Robredo, Fernando Verdasco, Nicolás Almagro, y de cerca Feliciano Lopez –segundo tenista de la historia con más participaciones en torneos de Grand Slam (73), y el primero en participaciones consecutivas (72)–, se destacaban en casi todos los partidos.

Esta generación obtendría su punto máximo con la mayor estrella del tenis español en la historia: Rafael Nadal, galardonado por el rótulo: “Uno de los mejores tenistas de todos los tiempos” y “El mejor de todos los tiempos en canchas de tierra batida. Nadal ha conseguido 19 Grand Slam entre los cuales 12 Roland Garros, además de 35 Masters 1000, el Nro. 1 de ranking por 200 semanas, la medalla de oro Beijing 2008 en individuales y en Río de Janeiro 2016 en dobles, e innumerables récords más.

Raquetas de tenis

Con todos los nombres, los títulos y la trayectoria tanto profesional como nación deportiva, España se transformaría desde el inicio de los años 90’s en una potencia mundial en el deporte, junto con Australia, Estados Unidos y Suecia. Más adelante, lograría llegar a lo máximo en la década de 00’s y 10’s, contando en cada temporada al menos con un tenista español entre los primeros cinco puestos, y cinco o seis entre los top 30 mundial.

Estos datos se pueden aprovechar en William Hill apuestas de tenis, otro lugar serio, donde hay una gran fuente de estadísticas e historias sobre España y el tenis.

Con varios tenistas experimentados en competencia y actividad en el circuito, se le dio lugar a una sexta generación compuesta por Albert Ramos, Roberto Bautista y Pablo Carreño, con éxitos modestos, comparado con sus predecesores.

En 2016, España llega a ser el país con la mayor cantidad de títulos en individuales masculinos en el siglo: logran reunir más de 200, duplicando a países como Estados Unidos (100), Francia (72) o Argentina (86). En esos años logra que 13 de sus tenistas asciendan y desciendan entre los puestos del Top 100 mundial, cifra que se ha mantenido durante los últimos años y que ejemplifica también el dominio en cuanto a presencias, regularidad y modelo casi perfecto de juego.

Con varios de estos tenistas de élite, España se proclama campeona de la Copa Davis en las ediciones 2000, 2004, 2008, 2009, 2011 y 2019 además de ser finalista en 1965, 1967, 2003 y 2012.

Para 2019 Rafael Nadal continúa como Nº 1 de España, seguido de Pablo Carreño, Roberto Bautista y Fernando Verdasco. La nueva generación que comienza a aparecer son Carlos Taberner, Nicola Kuhn, Pedro Martínez, entre otros. 

Tanto David Ferrer como Nicolás Alamgro se retiraron en 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: