Casinos online y casas de apuestas demostraron fortaleza durante el confinamiento

A pesar de que la pandemia vírica y la emergencia sanitaria que atravesamos causa muchas dificultades, principalmente para la economía de los países, existen sectores que han resistido muy bien a la inestabilidad. Y que, de hecho, han reaccionado de forma positiva a la contingencia, demostrando que existen modelos de negocio capaces de superar crisis severas.

Tal es el caso de los casinos online y las casas de apuestas, quienes han salido fortalecidas después de la temporada de confinamiento que detuvo casi por completo la actividad económica en España y otros países del mundo. La diversidad de la industria del iGaming es lo que ha permitido al sector una consolidación definitiva, incluso cuando el mundo se encuentra en emergencia.

Según casinos-online.es, las tragaperras, el Blackjack y la ruleta han sido los juegos de los casinos online preferidos de los españoles durante el confinamiento. Por supuesto, la industria esperaba que durante 2020 se establecieran récords de participación en el segmento de apuestas deportivas gracias a la celebración de los JJOO de Tokio y la Euro 2020, eventos suspendidos a causa del coronavirus.

Grandes expectativas incumplidas

Hablando desde el punto de vista estrictamente técnico, los inversores especializados en la bolsa de valores tenían previsiones espectaculares para 2020. Las cifras de crecimiento en la cantidad de apostadores en eventos deportivos se multiplicaron considerablemente durante los últimos años y un evento importante se avecinaba: los Juegos Olímpicos de Tokio.

Se presagiaba que la temporada de juegos, sumada al comportamiento habitual de apuestas dentro del fútbol europeo y el resto de los deportes serían situaciones favorables para los principales operadores de juego, quienes ya tienen suficiente experiencia en el mercado, además de un público consolidado y expectante a las novedades.

Sin embargo, las malas noticias no se hicieron esperar con el avance del año nuevo. Tras la declaración del COVID-19 como pandemia, el 95% de los eventos deportivos globales fueron cancelados, siendo los operadores de apuestas los primeros en enfrentarse a la nueva realidad. La incertidumbre se apoderó del sector, dejando un estrecho margen de maniobra.

Quizás la mayor intensidad del golpe lo han recibido ciudades como Las Vegas, en Estados Unidos. Como todos sabemos, su actividad se encuentra ligada completamente a los casinos y el turismo, por lo que las expectativas de recuperación tras una paralización total que superó los dos meses, resultan un tema delicado.

Las Vegas

Toda la situación puso a prueba los límites y la resistencia de un sector en auge. Los operadores de apuestas y casinos online más grandes salieron fortalecidos; mientras los usuarios existentes aumentaron la frecuencia de juego y, en algunas ocasiones, la cantidad de dinero consumido en apuestas, las plataformas lograron sumar nuevos usuarios.

Realidad actual de los operadores de casinos y apuestas deportivas

Tras este duro golpe, el sector demostró un gran nivel de solidez. Habiendo trabajado arduamente en consolidarse durante los últimos años, los operadores de apuestas se enfrentaron a la nueva realidad y adaptaron sus estrategias. A pesar de que los JJOO de Tokio, la Euro 2020 y otros eventos fueron cancelados, el sector se mantuvo más vigente que nunca.

Según la revista Forbes, en medio del confinamiento, diferentes empresas del sector iGaming concretaron importantes alianzas que les han permitido mantener las cotizaciones en bolsa con un desempeño neutral. Además, sus resultados económicos fuera de la bolsa no fueron diferentes; con millones de personas encerradas en casa, se incrementó la frecuencia de juego online.

Un estudio realizado por el Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones (OEDA), basado en una encuesta realizada a 2000 personas a lo largo del territorio español, ofreció como resultado que los usuarios aumentaron un 26% la frecuencia de juego en plataformas de casino, mientras que un 16,5% de los encuestados reconoció comenzar en las apuestas en medio del confinamiento.

Por supuesto, las cifras obtenidas nada tienen que ver con las previsiones de rendimiento que pudieron plantear los especialistas antes de la existencia del coronavirus, pero la buena noticia es que el sector ha demostrado fortaleza y capacidad de adaptación en medio de situaciones tan adversas como una pandemia que obligó al mundo a entrar en cuarentena durante meses.

Actualmente, sin una cura, tratamiento o vacuna para el nuevo coronavirus, la posibilidad de un rebrote se encuentra latente y es la principal fuente de preocupación para la economía mundial, resentida por tantas adversidades e imprevistos. Frente a esto, las plataformas de apuestas online se mantienen firmes en su compromiso de ofrecer entretenimiento de calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: