Ventajas y desventajas de las casas prefabricadas

En la actualidad, la construcción de viviendas ha sobrepasado los límites de los estándares tradicionales. Cada vez, los profesionales de la construcción, se están inclinando por innovadoras formas de edificación, que resultan alternativas muy interesantes, eficientes y sostenibles, como son las casas prefabricadas.

Casas prefabricadas

Las casas prefabricadas, sí son construidas por profesionales experimentados, con los materiales adecuados y de excelente calidad, pueden llegar a ser tan cómodas, duraderas y con bellos diseños, como una casa de construcción tradicional. Por supuesto, con la llamativa diferencia en el ahorro que se puede obtener, tanto en el costo de los materiales como en la mano de obra. De hecho, una casa prefabricada es mucho más económica que una vivienda tradicional, incluso si son más grandes. Solo debes tener en cuenta que, la calidad final depende de la buena elección de todos los factores que tienen que ver en su fabricación.

Origen

El origen de las casas prefabricadas proviene de los Estados Unidos. Surgieron de la idea de diseñar una combinación entre las casas rodantes y las casas tradicionales, para mejorar la comodidad de las familias o grupos de personas, que acostumbraban a trasladarse por diversos lugares, y por periodos cortos de tiempo, ya fuera para vacacionar o para gente nómada. Con este tipo de hibrido, era posible que se sintieran como en una casa normal, pero con la facilidad de trasladarse en ella, en cualquier momento y lugar.   De esta iniciativa, surgieron entonces las actuales casas prefabricadas. Por supuesto, su fabricación ha experimentado una gran evolución, convirtiéndolas en una vivienda propiamente dicha, con una mejor consistencia y durabilidad. Debido a su tamaño y complejidad en su diseño, ya no todas están disponibles para ser transportadas de un lugar a otro, sino que son fijadas en terrenos.

Ventajas y desventajas

En vista de los altos costos y contratiempos que implica la construcción de una casa tradicional, las viviendas prefabricadas, son una práctica opción para ahorrar tiempo, dinero y muchos de los inconvenientes que se pueden presentar en la construcción tradicional. Por ello, es importante profundizar un poco en las ventajas que este nuevo estilo de construcción representa, pero también en sus puntos no tan favorables.

Ventajas

  • Sin lugar a dudas, su principal punto a favor, es que son más económicas.
  • Los tiempos de elaboración son más reducidos, ya que los módulos y partes son de fabricación industrial.
  • Son menos invasivas con el medio ambiente.
  • Al momento de querer realizar una ampliación, es mucho más sencillo, ya que solo basta con agregar o modificar los módulos que desees.

Desventajas

  • Requieren de un mantenimiento específico, de acuerdo al material utilizado para la fabricación.
  • Al momento de su elección, se debe tener en cuenta el clima del lugar donde será anclada, lo que se convierte en una limitante.
  • El proceso de financiamiento es un poco más complicado, pues normalmente se debe hipotecar primero el terreno, para luego optar por un “crédito hipotecario convencional”.
  • Por lo general hay que optar por un diseño pre-establecido, de lo contrario, puede generar gastos adicionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: