Acné: ¿Cómo eliminar las espinillas?

Una de las afecciones más comunes que atacan el rostro, son las espinillas. Estas molestas formaciones, además de ser antiestéticas, también dejan secuelas en la piel, como marcas que hacen lucir un cutis deteriorado. Aunque es más frecuente que se presente en la etapa de la adolescencia, puede aparecer en otras épocas, incluso en la adultez.

Qué son las espinillas

Son elementos que aparecen en la piel, debido a impurezas provocadas por células muertas, suciedad, bacterias y grasa. Todo eso se queda atrapado en los folículos pilosos, obstruyendo los poros, lo cual impide la regeneración normal de la piel, formándose los detestados comedones. Y, no solo se forman en el rostro, sino que también pueden aparecer en la espalda, brazos y pecho.

Como prevenir las espinillas

Si bien es cierto que, en muchos casos, el acné es una cuestión de genética, también puede aparecer por trastornos hormonales y por otros factores externos. Por lo tanto, la recomendación para prevenir su aparición es, principalmente, cuidar meticulosamente la piel, mantener bajos los niveles de estrés y consumir una alimentación saludable.

Tips para eliminar las espinillas

La buena noticia es que, existen diferentes alternativas para combatir el problema. Cuando se trata de un acné leve o moderado, puede manejarse con productos cosméticos y tratamientos caseros. Por otro lado, cuando la situación se torna muy severa, es necesario acudir a tratamientos médicos como el láser, especiales para casos de acné quístico.

Lo más importante: la limpieza

Independientemente de cualquier tratamiento que se utilice para eliminar el acné, la limpieza de cutis, es el aspecto más importante.  Eliminar las impurezas y acumulación de bacterias, resulta indispensable, por ello, es un hábito que se debe llevar a cabo con constancia. Realiza una limpieza profunda cada día, pero con fórmulas no comedogénicas u oil free, que son las indicadas para no provocar irritación en la piel. De igual modo, se deben evitar lavados agresivos de la piel y exfoliaciones frecuentes.

Uso de cosméticos adecuados

Los elementos correctos contribuyen con la limpieza y prevención de futuras infecciones. Por ello, es recomendable usar productos para activar la renovación celular, como el retinol que contiene vitamina A o el ácido glicólico, para exfoliar y el ácido salicílico para la limpieza de los poros. Y, para hidratar, productos dermatológicos sin perfumes son los indicados.

Probióticos

El uso de probióticos, tanto a nivel tópico como interno es muy importante, pues forman parte de tratamientos desintoxicantes.

Remedios caseros

El bicarbonato de sodio es un producto que contiene magníficas propiedades que ayudan con el problema del acné y sus consecuencias. Tanto para eliminar las espinillas, como para atenuar las marcas que ellas dejan, puedes aplicar el bicarbonato humedecido con un poco de agua, directamente en el área afectada. Déjalo actuar por unos minutos y luego retira con agua tibia.

Una de las mejores alternativas, es lavar con manzanilla, gracias a sus propiedades antisépticas.

El azufre, es un excelente bactericida que reduce la inflamación.

Es importante aplicar el tratamiento adecuado a cada caso individual, de acuerdo a la edad, tipo de lesión y de piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: