Beneficios del Acaí

El Acaí es el fruto de una palmera tropical brasilera, que se da en las zonas húmedas del Amazonas y tiene el tamaño de una uva, es redondo y morado.

Su renombre se debe a la increíble cantidad de antioxidantes naturales que posee, además de ser rico en fibra dietética, minerales, proteínas y vitaminas. Igualmente, contiene ácidos grasos omega 3, aminoácidos esenciales y beta-sitosterol, que es un fitosterol que evita que se forme el colesterol.

La baya Acaí como también se le conoce ha comenzado a tener una gran demanda a nivel mundial, a medida que la gente descubre su sabor y sus bondades alimenticias.

Acaí

El Acaí crece agreste y natural, en la selva amazónica brasilera y es similar al arándano, cuyo color parece el de la uva. Los árboles de Acaí, tienen unos 25 metros de alto, de tronco delgado y ligeramente curvos.

Esta baya es redonda, de 10 a 14 mm de diámetro, de color morado oscuro y crece en forma de racimos. Cada árbol produce entre 500 y 900 frutos, en dos cosechas al año.

Durante años, fue un alimento fundamental para los indígenas amazónicos, quienes lo empleaban como medicina natural para tratar afecciones de la piel y curar problemas digestivos. Su pulpa es solo el 10 % de la fruta, pues el 90 % restante es la semilla o hueso.

Es increíblemente rico en proteína orgánica vegetal y es más fácil de asimilar que las proteínas animales. Su sabor es una mezcla de bayas y chocolate, recordando un poco a la frambuesa silvestre con un poco de uva.

Para información adicional, se recomienda consultar la página de Acaí do Brasil, donde encontrarás todo lo que necesitas saber de este excelente fruto.

Beneficios del Acaí

Beneficios del Acaí

Mejora la circulación

Mejorar la circulación de la sangre es uno de sus beneficios más resaltantes, ya que combina ácidos grasos y aminoácidos.

Equilibra el colesterol

Colabora en la disminución del colesterol malo (LDL), puesto que es una fuente natural de Omega 3, 6 y 9, equilibrando el colesterol global.

Fortalece el sistema nervioso

Coadyuva a fortalecer y sustentar en excelente forma el sistema nervioso, gracias a los ácidos omegas que contiene.

Aporta nutrientes

Es una excelente fuente de nutrientes, debido a que contiene 16 aminoácidos y minerales como calcio, hierro, magnesio, zinc y un alto contenido de potasio.

Previene la osteoporosis

Colabora con la prevención de la osteoporosis, pues  fortalece los huesos y coadyuva a prevenir fracturas óseas, gracias a que es una buena fuente de calcio.

Aumenta la energía

Aumenta la energía vital, debido a la gran cantidad de vitaminas que posee del grupo B, así como vitaminas A, C y E.

Protege el sistema inmune

Proteger el sistema inmune es otra de sus grandes ventajas porque tiene más antioxidantes naturales que el vino tinto, las uvas negras y los arándanos.

Fortalece las defensas inmunológicas

Fortalece las defensas inmunológicas del cuerpo, ayudando a combatir bacterias y virus, debido a su contenido de vitaminas y de ácido elágico (un polifenol).

Reduce los efectos del envejecimiento

Ayuda a combatir a los radicales libres, debido a su alto contenido en antioxidantes naturales, los que contribuyen al cuidado de la piel, reduciendo los efectos del envejecimiento.

Agudiza la capacidad de la mente

Debido a que mejora la circulación sanguínea, contribuye en una sinapsis efectiva de las neuronas, lo que agudiza los sentidos y la capacidad cognoscitiva.

Combate el estreñimiento

Es un gran aliado para luchar contra el estreñimiento, gracias a su alta proporción de fibra natural, que mejora el movimiento intestinal.

Controla los niveles de azúcar

Debido a su bajo índice glucémico, debido a sus reducidos niveles de fructosa, glucosa y sacarosa, permite mejorar el control de los niveles de azúcar en sangre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: