Cómo hacer una maleta ahorrando espacio

Si todo va bien (dedos cruzados), dentro de poco, hacer las maletas volverá a ser un acto rutinario para todos. Con el buen tiempo, la primavera y las ansiadas vacaciones estivales tan cerca, muchos planean ya cómo serán sus próximas vacaciones si la pandemia lo permite. Pensando en que así sea, ¿sabes sacar el máximo partido a los huecos de tu maleta?

Hace tanto que no haces una maleta que eso de organizar espacios disponibles casi se te ha olvidado. Maleta, mochila, bolsa de viaje… primero elige el formato en el que llevar tus pertenencias y luego empezará ese “Tetris” que ya tenías olvidado. Suponiendo que te decantes por la maleta y que este verano puedas viajar, toma nota de los siguientes consejos.

Consejos básicos para hacer tu equipaje

El momento de reflexión está aquí para que pienses bien qué quieres llevarte. Hacer una lista con todo es un buen comienzo, además de muy práctico. Tu DNI o pasaporte (depende dónde vayas) siempre deben ir contigo en un bolso de mano, localizables y de fácil acceso.

Antes de salir, asegúrate de que tienes un candado para la maleta, especialmente si viajas en avión y vas a perderla de vista. Si esta escapada has decidido hacerla en avión, el precintado de maleta también es un plus en cuanto a seguridad se refiere.

1. Sal de casa con lo que más abulta

Aunque haga calor y tú hayas decidido llevar un conjunto más abrigado, llévalo puesto. De este modo, te estarás quitando de la maleta lo que más abulta. Jersey atado a la cintura y pantalones largos con todos los cortos en la maleta. Con el calzado, lo mismo; el que sea más voluminoso siempre puesto. 

2. Haz conjuntos de ropa

Como el punto de partida era la lista que hiciste, ahora toca reducirla porque la tendencia es siempre meter ropa de más. Con la cabeza bien fría, decide qué podrías dejar porque en el fondo sabes que no te lo pondrás. Luego, haz conjuntos mentales y si algo se queda desparejado, deséchalo.

3. Los líquidos bien separados

Para evitar accidentes incómodos e innecesarios, asegúrate bien de que los líquidos están bien cerrados y en bolsas separadas de la ropa. Los envases inferiores a 100 ml de gel, champú, crema corporal y solar te pueden apañar a menos que te vayas muchos días. En ese caso, compra en tu destino en lugar de salir con ellos de casa.

4. Dobla con esmero

Atento a este vídeo donde se ve al detalle la mejor manera de doblar la ropa para que ocupe lo menos posible. Las camisetas, los pantalones y la ropa interior pueden doblarse como nunca imaginaste que lo harían, ¡ah! Y no se arrugan más que dobladas al estilo tradicional. 

5. Mete bolsas de plástico vacías

Las bolsas de plástico siempre son útiles para empaquetar la ropa sucia. También para meter ropa húmeda o zapatos. Para no juntarlos con la ropa puedes meterlos de uno en uno en pequeñas bolsas de congelado e ir colocándolos de manera estratégica en los bordes de la maleta.

6. Colocación

Las prendas que más pesen, siempre abajo: pantalones, calzado y neceser. Las siguientes capas colócalas en forma de tubo doblando como indica el vídeo anterior. Las prendas más delicadas, ponlas arriba para evitar arrugas, por ejemplo, vestido de noche si es que llevas, o camisas. 

7. Objetos de electrónica

Hoy en día, no hay salida que se precie sin tablet, portátil o cámara de fotos. Si puedes, hazte con un estuche y ponlas juntas en una maleta de mano a parte. De hecho, si tienes el bolso de la cámara, esta suele llevar compartimentos que podrás usar para guardar otras cosas.

¿Te han entrado ganas de viajar después de este post? Con cautela, puede ser momento. No pierdas de vista las medidas sanitarias ni los créditos de Avinto si en estos momentos no tienes dinero para salir de casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: