Como limpiar un sofá de piel de forma fácil

Un sofá es sinónimo de descanso, tranquilidad y relax. Por ello, es muy normal que todos opten por buscar la comodidad que ofrecen. En el sofá puedes sentarte a disfrutar de una película en familia y, mientras tanto, degustar una rica merienda. Pero, debido a tanto uso que le damos al sofá, desde los más pequeñitos hasta los más grandes, es propenso a ensuciarse.

El sofá de piel

Los muebles de piel portan consigo la elegancia que el salón necesita. Estos bonitos muebles, nunca pasan de moda, por lo que, siempre dan ese toque de modernidad y distinción que cautiva a todos. Y, al mismo tiempo, incitan a un confort tan irresistible, que hasta los invitados querrán disfrutarlo.

Lamentablemente, al igual que cualquier otro tipo de sofá, con el uso y el tiempo, los sofás de piel, pueden llegar a sufrir desgastes, rallones y manchas, a pesar de los cuidados que puedas tener para protegerlos.

Cómo limpiar un sofá de piel

Si decides amoblar tu casa con muebles elegantes y vistosos, debes saber que requieren de cuidados específicos, para mantenerlos siempre limpios, con bella apariencia y disfrutar de su comodidad. Además, debes saber que limpiar un sofá de piel, es más sencillo de lo que crees. Solo debes seguir algunos consejos para su limpieza y, de este modo, tendrás por mucho tiempo un sofá en perfectas condiciones.

Pasos para su limpieza

A pesar de que pueda parecer que los muebles de este estilo, requieren cuidados muy especiales, igual puedes usar productos naturales para su mantenimiento. Existen ciertos tips para limpiar un sofá de piel, sin recurrir a productos agresivos que causen daños al material y, puedas dejarlo como recién comprado.

  • Para eliminar el polvo o cualquier residuo que tenga el sofá, limpia con un paño húmedo, solo con agua.
  • Luego, para hidratar la piel del sofá, pasa un paño humedecido con aceite de oliva o alguna crema para el cuerpo. Tal vez, suene extraño, pero en realidad, este material tiende a perder el color, agrietarse y cambiar la textura, por causa de la resequedad.
  • También es posible que sea invadido por humedad y moho. En este caso, la recomendación es limpiar el sofá con una solución de alcohol mezclado con agua, en cantidades iguales. Con estos productos puedes eliminar ácaros y bacterias.
  • Dependiendo de la textura de la piel, es recomendable usar una aspiradora para retirar la suciedad que se incrusta, sobre todo, en los rincones del sofá.
  • Para remover manchas difíciles, puedes utilizar productos especiales para la limpieza de muebles de piel. Sin embargo, si no encuentras el producto adecuado, tienes la alternativa de usar una solución casera a base de agua, aceite de oliva y unas gotas de vinagre blanco. Frota hasta remover la mancha y, luego limpia con jabón de manos y agua, con un paño húmedo.  

Si guardas ciertas normas de higiene y cuidado en el uso de tu sofá de piel, además de los útiles consejos expuestos, puedes alargar la vida de tus elegantes muebles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: