¿Cómo se ponen los lentes de contacto de colores?

Cambiar el color de tus ojos resulta muy llamativo. El ser humano siempre está buscando un cambio dentro y fuera de sí mismo, es su naturaleza. Y los inventores han visto en esta predisposición una oportunidad para crear.

Es el caso de los lentes de contacto de colores. Lucir unos ojos azules es posible. O verdes. O blancos para asustar en Halloween.

Sin embargo, es importante tomar en cuenta las recomendaciones de los expertos para hacer un correcto uso de las lentillas sin ocasionar daño a tus ojos.

Siendo un órgano en extremo sensible es vital seguir las indicaciones a la hora no solo de ponértelos y quitártelos, sino también al momento de elegirlos.

Consejos para el correcto uso de los lentes de contacto

  • Lava tus manos. Antes de colocarte o quitarte los lentes desechables, debes asegurarte de lavar bien tus manos. Luego sécalas con una toalla que no deje pelusas en tus manos que puedan entrar en el ojo y causarte irritación.
  • Hidrata el ojo con solución salina o gotas humectantes. En el mercado existen varias opciones para mantener tus ojos hidratados antes y después de usar lentillas. Esto evitará que se resequen, se enrojezcan y causen malestar.
  • Revisa si el lente está en su lugar. Si lo que deseas es quitártelos, antes asegúrate de que ambos lentes estén en su lugar. Puede pasar que se muevan, y hasta desaparezcan detrás del párpado.
  • Mantén los párpados abiertos. Toma con una mano ambos párpados para evitar que se cierren cuando vayas a sacarlo de tu ojo.
  • Pellizca el lente suavemente. Preferiblemente mantén tus uñas cortas porque, de lo contrario, puedes rasgarlo al sacarlo del ojo. Con las yemas de dos dedos toma el lente por el medio y atráelo al exterior.
  • No los compartas. Al ser considerado un adorno, te encontrarás personas que te pedirán se los prestes. No lo hagas, eso puede traerte consecuencias negativas como una infección.
  • No los uses si tienes los ojos irritados. Si antes de ponerte los lentes, o luego de usarlos, notas que tus ojos están irritados o te molestan, no los uses hasta que no se te haya pasado. Si perdura lo mejor es acudir a un especialista oftalnológico.

Tipos de lentillas cosméticas

Las lentillas de colores son consideradas cosméticas porque la gente las adquiere para darle a su rostro un cambio de look radical, otros para hacer sus ojos más claros o para un evento especial.

Hay una pregunta constante y es si los lentes de contacto de colores pueden graduarse. Y la respuesta es sí. Sobre todo si deseas usarlas todos los días pero tienes receta para usar anteojos.

No importa lo que padezca tu visión, lo que necesitarás es tu prescripción oftalmológica para que el experto gradúe tus lentillas de color.

Si nos fijamos en los ojos reales de las personas notaremos que no son unicolor, estos suelen tener varias tonalidades. De hecho, unos ojos color ámbar pueden verse verdes con la luz del sol. Y unos ojos azules claros pueden verse más oscuros en las noches.

Los creadores de los pupilentes cosméticos los han hecho cada vez más parecidos a los naturales. La parte del iris tendrá el color con sus distintas tonalidades, mientras que en el medio será transparente para permitir ver a través de ellos.

Entre los lentes de colores se pueden conseguir distintos tipos:

  • Opacos: alteran por completo el color de tus ojos. No importa si tus ojos son negros, puedes lucir unos preciosos ojos azules con este tipo de lentillas.
  • Para realzar: si tus ojos son claros puedes elegir entre este tipo de lentes de contacto para realzar y hacer más brillante y vivo tu tono natural.
  • Con tinte de manipulación: estos lentes tienen una característica única: tienen un tinte verdoso o azulado para que puedas verlos con más facilidad a la hora de quitarlos o ponerlos. Pero no alteran tu color de ojos.

Cómo elegir los mejores pupilentes

Comprar lentillas de colores no es una tarea sencilla. Debes tener en cuenta varios aspectos a la hora de elegirlas. Y estar seguro de qué deseas conseguir: un cambio total, ligero o natural. Eso también va a depender de algunos factores.

Tienes que considerar el tono de tu piel, de tu cabello y, aunque no lo creas, hasta el tamaño de tu iris, antes de escogerlos.

Muchas personas no saben que las lentillas de colores vienen en diferentes tamaños, si bien es cierto que existen muchos estándares, unos lentes acordes se verán más naturales.

Si eliges unas lentillas más pequeñas, o grandes, pueden llegar a afectar tu visibilidad ya que la parte transparente puede quedar mal ubicada con respecto a tu pupila.

Los especialistas recomiendan una revisión óptica antes de comprar las lentillas para que conozcas cuál es la que mejor se adapta a tu ojo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: