Cuadro comparativo: qué es, tipos, cómo crearlo y ejemplos

Un reto al que se enfrentan estudiantes, profesionales y hasta científicos es organizar la información que manejan, de forma tal que sea comprensible y evaluable. Esta organización de la información será más atractiva para ser usada en varios campos si tiene una buena presentación visual y esquemática.

Uno de los instrumentos más utilizados y que cumplen con estas características para organizar la información son los cuadros comparativos.

¿Qué es un cuadro comparativo?

Un cuadro comparativo es una herramienta gráfica que ayuda a sistematizar y resumir datos que son comparables de acuerdo con diferentes categorías, dando como resultado la organización de la información.

En otras palabras, clasifica visualmente información de varios temas, mostrando sus características y facilitando el comparar similitudes y diferencias, ventajas y desventajas, de lo que se está analizando.

Tipos de cuadros comparativos

Esta herramienta contribuye al entendimiento de conceptos, fenómenos o incógnitas, así como a su análisis y a su recordación. Pues tiene forma de tabla y se interpreta con sencillez porque la información que se contrasta, se visualiza con facilidad.

Tipos de cuadros comparativos

Debido a su sencillez, los cuadros comparativos pueden usarse para analizar y sintetizar cualquier clase de datos, debido a su versatilidad para representar la información. Entonces, existen tantos cuadros comparativos como información se necesite que sea analizada y resumida en cualquier área del conocimiento.

Ya que, a través de la comparación que se establece entre sus variables, permitirá comprender las características, componentes o rasgos más relevantes de la información plasmada en el cuadro comparativo. De acuerdo con la clase de información que contienen, se pueden agrupar en dos tipos de cuadros comparativos:

Cuadro comparativo cualitativo

Un cuadro comparativo es cualitativo cuando la información que lo conforma, no puede ser enumerada, ni analizada con funciones matemáticas. Básicamente, porque está compuesto de información descriptiva que no puede expresarse numéricamente sin perder fidelidad con la información recabada.

Cuadro comparativo cualitativo

Cuadro comparativo cuantitativo

Un cuadro comparativo es cuantitativo cuando los datos que lo conforman pueden expresarse numéricamente y ser analizados mediante funciones matemáticas. La información es comparable usando matemáticas, estadística o probabilidades, lo que lo hace más objetivo y menos susceptible a malas interpretaciones.

Creación de cuadros comparativos

Los cuadros comparativos son tablas formadas por variables situadas en las columnas y por los valores que se evalúan colocados en las filas. En otras palabras, las variables a comparar se ubican en las columnas y en las filas, se ponen los valores que toman las variables por rangos o categorías.

Este sistema de filas y columnas organiza la información, permitiendo identificar las semejanzas y diferencias que quedan a la vista al elaborar el cuadro.

Hay que considerar que, las tablas no pueden tener sino la cantidad justa y precisa de información, para hacer más viable un análisis global de la información que se presenta. Puede ocurrir que, por la naturaleza de los datos existan categorías con más información que otras, lo que en las comparaciones servirá para comprender mejor lo que se analiza.

Estos cuadros tienen como ventaja, la flexibilidad de usar las categorías que se necesiten para ordenar la información y así después, resumir los resultados de las comparaciones.

Creación de cuadros comparativos

Ejemplos

Veamos algunos ejemplos de cuadros comparativos que pueden ayudar a:

Elegir entre dos o más ofertas de trabajo

Si en las columnas, se colocan los elementos importantes para la decisión, como remuneración, beneficios, cercanía del trabajo, área profesional, etc. Y si en las filas, se colocan las empresas de las que se han recibido las ofertas laborales.

Incluso, se puede añadir una última columna para colocar una ponderación que se asigne a cada categoría, la cual al ser totalizada, ofrecerá una puntuación que facilita la decisión.

Seleccionar una vivienda para comprar

Si en las columnas, se colocan los factores importantes para la selección, como metros de construcción, distribución de los espacios, ubicación, estacionamiento, servicios disponibles, etc. Y si en las filas, se colocan cada una de las viviendas con características que permitan identificarlas inequívocamente, como si es un piso o una casa.

También, se puede añadir una última columna para colocar una ponderación a cada vivienda, la cual al ser totalizada, ofrecerá una puntuación que ayude a realizar la selección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: