Dónde y cómo realizar trading de criptomonedas

Con el repunte de los precios experimentado en julio por gran parte de las criptomonedas más populares -bitcoin cotiza de nuevo cerca de los 10 000 euros– es normal que aparezcan a su alrededor formas alternativas de invertir en ellas, como por ejemplo el trading de criptomonedas a través de CFDs, que permite operar en mercados bajistas y aún así ganar dinero si las operaciones salen bien -no confundir con el short selling de la bolsa, ya que en el trading operamos con contratos por diferencia sin poseer el activo en ningún momento-.

Elegir nuestra plataforma y un bróker debidamente regulado

Para la compraventa de criptomonedas podemos utilizar una Exchange, pero para negociar con ellas haciendo trading necesitamos otro tipo de proveedor de servicio, un bróker online o market maker -o creador de mercado, ya que a pesar de utilizar la cotización del activo no operamos contra otros pequeños o grandes inversores, sino contra el bróker en un mercado creado por él mismo-, si vamos a negociar con bitcoin Plus500 es uno de los brókeres a considerar entre nuestras opciones a la hora de elegir.

¿Qué queremos en nuestra plataforma de trading? Para empezar queremos la seguridad de nuestros depósitos, tasas y comisiones competitivas y una buena opinión de sus clientes.

Moneda de Bitcoin

También con respecto a la seguridad podría ser recomendable buscar si entre sus herramientas de gestión del riesgo ofrecen stop loss garantizados –diferente del stop loss normal, deberemos buscar si está disponible para el activo que nos interesa y normalmente pagar un pequeño incremento en la tarifa del bróker- y protección frente a saldos negativos, para no temer deudas debido al uso del apalancamiento, intrínseco al trading de CFDs, que se definiría como la relación entre los recursos de capital propios aportados por el trader que responderán de las pérdidas del total de la inversión y los ajenos que le presta el bróker para aumentar el tamaño de su inversión. En cuanto a las tasas y comisiones podemos decir que un buen bróker debería obtener sus fondos de los diferenciales compra/venta obtenidos cuando los usuarios abren sus posiciones, es decir, si el bróker consigue mantener satisfechos a sus usuarios estos continuarán operando y el bróker ingresará capital. Un trader contento reportará dinero a su plataforma, pero antes de abrir nuestra cuenta tenemos que asegurarnos de que los costes de llevar a cabo nuestra actividad normal son claros.

Por último, chequear la opinión de otros usuarios. Esta información es muy fácil de obtener, pero no tan fácil de interpretar, ya que deberemos descartar a los fans más entregados y a los haters que han perdido dinero por su cuenta y riesgo pero culpan a las compañías -el trading con CFDs conlleva implícito un riesgo muy elevado de pérdida del capital-. En consecuencia aquí será muy importante utilizar nuestro sentido común para cribar el trigo de la paja.

Abrir una cuenta y comenzar a operar

En consonancia con los tiempos que vivimos el uso de una plataforma de trading es tan sencillo como el uso de la app de un banco, y los procesos de autenticación de cuentas también se asemejan bastante. Esto es una ventaja evidente, pero también conlleva el peligro de que usuarios mal formados e informados accedan a un servicio complejo de entender sin la intención de esforzarse en aprender la mejor forma de no dilapidar sus fondos.

Algunas plataformas permiten el uso ilimitado de una cuenta demo sin dinero real, si es el caso de su bróker hagan un uso intensivo de la misma sin reparo, mejor aprender con dinero inexistente que con nuestro propio capital, la impaciencia aquí es la mayor enemiga de muchos traders, ya que el deseo de ganar dinero supuestamente fácil se impone en muchas ocasiones a los avisos que los brókeres ponen en sus plataformas sobre la complejidad de los CFDs.

Una vez hemos abierto nuestra cuenta y aportado los documentos exigidos por las autoridades competentes ya podríamos empezar a utilizarla una vez realizado el primer depósito de capital inicial y verificado el método de pago. Este depósito servirá de margen para cubrir posibles pérdidas, pero como comentamos arriba el uso del apalancamiento nos haría incurrir en deudas si las pérdidas llegan a exceder el depósito inicial. Aunque existen mecanismos para intentar evitar esto, la única manera de evitarlas de manera garantizada es que nuestro bróker nos garantice el implemento de protección frente a saldos negativos, todo dependerá de la política que siga y el trader tendrá que cerciorarse de esto y si es en todos los casos o si tiene condiciones. Es recomendable considerar el trading con brókeres que ofrecen esta protección, además de recomendarles la misma prudencia y sentido común con los que operarían en cualquier otra inversión, o más debido a su complejidad, y un profundo estudio de las herramientas de gestión del riesgo ofrecidas por el bróker.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: