Eclipses en 2020

Cada año que llega, los fenómenos naturales logran sorprendernos. El 2020 no es la excepción en cuanto a eventos astronómicos, con un total de seis eclipses, entre lunares y solares. El más especial de todos está pautado para mediados de diciembre, como una forma mística y hermosa de despedir el año.

Los eclipses más esperados del 2020

Sin duda alguna, los eclipses son uno de los eventos astronómicos favoritos de las personas. Los eclipses lunares son más comunes y pueden ocurrir hasta cuatro en el mismo año, siendo visibles en casi cualquier lugar del Planeta.

Las fechas de los eclipses en 2020 son:

  • 10 de enero: abriendo el año con un eclipse lunar penumbral  
  • 5 de junio: eclipse lunar penumbral
  • 21 de junio: eclipse solar anular
  • 5 de julio: eclipse lunar penumbral
  • 30 de noviembre: eclipse lunar penumbral
  • 14 de diciembre: eclipse total del Sol. Chile y Argentina serán los mejores puntos en todo el Planeta para presenciar este último eclipse del año
Eclipses en 2020

¿Qué es un eclipse?

A los fenómenos astronómicos donde un cuerpo celeste es oscurecido total o parcialmente durante un rango de tiempo específico, se le conocen como eclipses. Se producen cuando un planeta genera una sombra sobre un satélite o cuando dos cuerpos se interponen en el camino de su fuente de luz.

Existen dos tipos de eclipses visibles desde la Tierra: el lunar y solar.

Eclipse lunar

La tierra oscurece a la Luna porque se coloca entre el satélite y el Sol. Puede durar horas y aunque es fácil de identificar, no siempre es visible en cualquier punto del Planeta.

Eclipse solar

La Luna oscurece al Sol porque se interpone entre la Tierra y la estrella. A diferencia del lunar, los eclipses solares tienden a durar poco.

Diferencias entre un eclipse penumbral y anular

En los eclipses lunares existen dos estados: el total y penumbral. El eclipse total ocurre cuando la Luna queda oculta por completo detrás de la Tierra. Este fenómeno astronómico no es tan frecuente, ya que, se produce una vez cada dos años aproximadamente. Por otro lado, el eclipse penumbral ocurre cuando solo una parte de la Luna está oculta, pierde su color blanco lechoso característico y queda como un mordisco oscuro sobre el cielo por horas. Este tipo de eclipses es más común presenciarlo, aunque puede ser sutil, tanto que en muchas ocasiones las personas no se dan cuenta que está ocurriendo. Lo recomendable es utilizar telescopios o binoculares durante el evento para apreciarlo mejor.

Por otro lado, los eclipses anulares se producen cada año pero son difíciles de presenciar. Se producen cuando la Luna está lejos de la Tierra durante su fase de Luna Nueva y no puede cubrir el disco del Sol en su totalidad, dando como resultado la imagen de un anillo de luz ardiente en el cielo.

Simbología de los eclipses

En los eclipses del 2020, es posible reconocer ciertas simbologías y cómo las energías astronómicas influyen en las personas. Durante los eclipses lunares de junio, julio y noviembre de este año, las emociones de los espectadores pueden verse afectadas, por lo que, son momentos para aprovechar de la introspección.

Los eclipses solares simbolizan la ausencia de la voluntad personal. No son negativos, pero hay que tener cuidado en su representación como la pérdida de vitalidad en nuestro ser de forma momentánea. Es por ello que, las personas están más expuestas al estrés emocional y agotamiento físico, pero que puede ser manejado con meditación y oración.

No importa si son lunares o solares, los eclipses representan períodos de transformación y muestran el camino para re-orientar proyectos y objetivos personales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: