Hogar inteligente: el futuro ya ha llegado

En un pasado no muy lejano, vivíamos sin muchos avances tecnológicos. Es más, fue a partir de los años 70 que comenzaron a verse los primeros avances dentro de este mundo. Pero este sector se ha abierto su camino en nuestras vidas y ahora no podríamos vivir sin ellos.

Todo son comodidades y facilidades de los que no nos gustaría prescindir. 

Antiguamente vivíamos sin internet, sin nuevas tecnologías y sin todas las ventajas que ambos nos ofrecen.

Si echamos la vista atrás nos preguntaríamos cómo hacíamos sin vivir con las tecnologías o internet. Obviamente se vivía, pero se fantaseaba mucho con los avances que estarían por llegar para facilitarnos la vida.

La evolución no solo ha llegado a nuestras vidas en forma de tecnologías, si no también en nuestro día a día con nuestras obligaciones y labores diarias. 

Lejos quedan las fantasías de apagar y encender la luz a base de un aplauso, por que ¡esto ya es posible!

Ese futuro ya ha llegado. Además, ha venido pisando fuerte y sobre todo ha venido para quedarse e ir evolucionando más si cabe.

Entre todas estas nuevas tecnologías nace la domótica, pero ¿qué es la domótica?

La domótica es la tecnología que permite la automatización de un hogar. De ahí el término de hogar inteligente.

Gracias a la domótica podemos disponer de hogares inteligentes. Dentro de esos hogares inteligentes se encuentra entre otros, el control total del sistema de agua, como, por ejemplo, el controlador inteligente de Grohe Sense Guard.

Esta nueva domótica puede facilitarnos hasta el momento de tener una ducha a nuestro gusto. Por tanto, esta nueva modalidad permite automatizar de un modo inteligente e integrado toda una serie de procesos y funcionalidades en nuestros inmuebles.

Como por ejemplo:

  • La iluminación de nuestro hogar
  • Los procesos energéticos
  • Todo lo relacionado con el ocio como las telecomunicaciones, equipos de sonido, videojuegos, etc.
  • Nuestra seguridad y control de accesos
  • Nuestros electrodomésticos

¿Cómo funciona un hogar inteligente?

Un hogar inteligente es posible gracias a los ordenadores, tablets, teléfonos móviles o cualquier dispositivo conectado a Internet.

A través de ellos podemos controlar todos los electrodomésticos que tengamos en casa. Desde reducir el consumo de nuestra nevera, controlar nuestra lavadora hasta apagar las luces o encender el televisor con asistencia de voz.

Todas estas facilidades han llegado para mejorar nuestra calidad de vida. Gracias a la domótica, no existen límites.

Pero para ello es muy importante disponer de una alta capacidad de conexiones a bluetooth y red de Internet.

A partir de ahora ya podremos disfrutar de muchas comodidades que nos ofrecen las tecnologías.

Como ya mencionado encender la televisión a golpe de asistencia de voz, controlar la intensidad de las luces de casa, instalar altavoces en techos controlados también por asistencia de voz son solo algunas de ventajas que podremos disfrutar en nuestro hogar a partir de ahora.

Vivimos enchufados y conectados a una nube. Gracias a Internet, big data y toda la tecnología destinada a mejorar la comodidad y la eficiencia de nuestras casas.

Pero esto no será todo, vivimos en un mundo en el que las nuevas tecnologías avanzan a pasos agigantados, por lo que ¿quién sabe? Quizá algún día la idea de conducir coches voladores no está tan lejos como pensamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: