La historia del robo de las estatuillas del Oscar

Nadie se imaginó que una semana antes de los premios Oscar ocurriría un incidente digno de ser retratado en una comedia policíaca. La historia del robo de las estatuillas del Oscar dejó su marca en el largo trayecto de las aclamadas ceremonias de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas.

El misterioso robo de las estatuillas de oro

El 18 de marzo de 2000 parecía ser un día cualquiera del que nadie se imaginó que sería el escenario del robo de 55 estatuillas del Oscar. Ocho días antes de llevarse a cabo el reconocido evento los hombrecillos dorados desaparecieron. En aquél entonces, Bruce Davis aseguró que los objetos serían reemplazados a tiempo para la ceremonia.

La noticia se dio a primera hora de la mañana cuando un cargamento con 55 estatuillas bañadas en oro de 24 quilates había sido robado del muelle Road Way.

Se ofreció una recompensa de 50.000 dólares a aquél que diese con el origen de las 10 cajas que contenía las estatuillas. El FBI y el departamento policial de Los Ángeles se encargaron del caso, desconociendo la identidad del perpetuador del robo. Lo que nadie esperó es que 52 estatuillas fueron encontradas tres días después del incidente, en un contenedor de supermercado en Corea Town por el civil Willie Fullgear.

En su momento no avisó a la Policía porque no estaba al tanto del acontecimiento, sino que dio la información a un canal de televisión. La escena parecía sacada de una película tal cual. Al revisar las cajas, se comprobaron 52 de las 55 estatuillas perdidas.  

La ceremonia del Oscar se realizó sin mayores complicaciones, pero nunca se supo si las estatuillas entregadas esa noche fueron las originales o los sustitutos que se mandaron a hacer durante el caos del robo. Willie obtuvo la recompensa de 50.000 dólares e incluso fue invitado a la noche de gala, considerado como un héroe por los presentadores.

¿Y los delincuentes? La policía de Los Ángeles arrestó a dos sospechosos que robaron los camiones de las cajas del Oscar sin saber realmente lo que poseían en su interior. Posteriormente las abandonaron para no lidiar con problemas mayores.

La historia del robo de las estatuillas del Oscar

Los premios Oscar

El evento también conocido como los “premios de la Academia”, tiene el propósito de reconocer a los profesionales del mundo cinematográfico por sus esfuerzos e impacto en piezas audiovisuales. Las categorías abarcan tanto a los actores, como a los guionistas, directores y demás profesionales que hacen posible la creación de una película. Recibir un premio Oscar significa la máxima expresión de honor para quien transita en dicha industria.

La estatuilla de oro

La primera ceremonia tuvo lugar el 16 de mayo de 1929, en Los Ángeles, con la característica estatuilla de oro que hoy en día todos reconocen. El objeto está diseñado con 34 centímetros de altura y 4 kilogramos de peso. El hombre desnudo sosteniendo una espada y dispuesto sobre un rollo de película representa las cinco partes esenciales de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas: directores, escritores, actores, productores y técnicos.

Origen del nombre “Oscar”

El origen del nombre a los premios de la Academia se dio repentino y por accidente. La primera vez que se hizo una nueva mención de la estatuilla fue por medio de Margaret Herrick, directora de la Academia en 1934, quien había mencionado que el hombrecillo de oro se parecía a su tío Oscar. El periodista Sidney Skolsky escuchó el ocurrente comentario y escribió sobre ello en una columna, popularizando el nombre de la figura. Otra versión señala que fue Walt Disney quien humanizó la estatuilla en la premiación de 1934.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: