Un nuevo informe muestra el auge del juego por internet en España

Acaba de salir a la luz Spain Betting Focus, un informe sobre el juego online en España a lo largo del último lustro. En él se recoge que desde 2015 el juego en línea ha crecido un 268%, un crecimiento que se ha apoyado en gran medida en los altos índices de conectividad que el país ha alcanzado en los últimos años.

Elaborado por el proveedor de recursos digitales para empresas de juego BtoBet, parte del grupo Aspire Global, el reporte analiza con detalle el crecimiento del juego online en España y las oportunidades que ello está abriendo tanto para proveedores de software y servicios como para casas de apuestas deportivas nacionales y extranjeras.

El informe recoge que la tasa de penetración móvil en el país supera ligeramente el 116%; con una población de 46,75 millones de personas, el número de suscripciones de telefonía móvil se eleva hasta los 54,34 millones. Esta tasa es comparable a la de otros países europeos y está siendo factor fundamental para el desarrollo del segmento online del juego en España.

Ahondando en esto, los españoles pasan en internet una media de seis horas y once minutos al día, por dos horas y cuarenta y ocho minutos conectados con sus teléfonos móviles. Por su parte, el 93% de la población mayor de 18 años tiene cuenta bancaria y el 54% disponen de algún tipo de tarjeta de débito o crédito.  

La facturación de los operadores de juego online, al alza

Apoyándose en datos del informe anual elaborado por la Dirección General de Ordenación del Juego, ente regulador del sector, el reporte elaborado por BtoBet también recoge que los ingresos de las webs de juego y páginas de apuestas crecieron en España a lo largo del pasado año, continuando así la tendencia ascendente de años recientes.

En 2020, los ingresos brutos del juego online – lo que dentro del sector se conoce como GGR – superaron ligeramente los 850 millones de euros, un incremento del 13,7% respecto a 2019. La mayor parte de esa cantidad se la llevaron los operadores de apuestas, 366 millones – el 43% del total. En segundo lugar se situaron los casinos en línea, con 350 millones de facturación; y tras ellos las otras tres modalidades… póker, bingo y concursos online. 

También a lo largo de ese año, las empresas de juego online en España elevaron su gasto en marketing de forma sustancial, hasta superar los 460 millones de euros. Dentro del gasto sobresale la partida dedicada a publicidad, que rozó la cantidad de 200 millones tras incrementarse un 9% en comparación con el año precedente.    

Un año difícil para la industria…

Las cifras del juego del pasado año serán con seguridad muy distintas a las de 2021, puesto que hace escasas fechas – el 1 de mayo – ha entrado en vigor una prohibición para las empresas de apuestas: las ofertas de captación de clientes. Además, a ello se sumará en agosto la prohibición total de patrocinios deportivos por parte de casas de apuestas. 

A respecto de estas restricciones, la Asociación Europea de Juegos y Apuestas (EGBA) ha querido, por un lado, elogiar los intentos de mejorar la protección del consumidor; pero también ha advertido que un enfoque de mano dura, como el de España, puede empujar a los jugadores a operadores no regulados y desatar un mercado de apuestas online ilegal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: