La pandemia ha supuesto un nuevo impulso para las ecommerce

El comercio electrónico ya venía experimentando un periodo de crecimiento imparable en los últimos años. Sin embargo, ha sido la crisis sanitaria provocada por el covid lo que le ha dado el impulso definitivo. Los ciudadanos de todo el mundo se han visto obligados a quedarse en casa o limitar al máximo el contacto con otras personas y salidas al exterior para evitar los contagios, por lo que ha habido un aumento considerable de las compras online. Las ecommerce han cogido más fuerza y aquellas empresas que no contaban con una página web de ventas se han visto en la necesidad de digitalizar sus negocios de forma urgente

El confinamiento por la pandemia del coronavirus en España paralizó la actividad comercial con el cierre de todos los comercios de carácter no esencial. Las empresas tomaron conciencia de la importancia de acelerar sus planes de digitalización y establecer nuevas vías de acceso a sus clientes a través del comercio electrónico, para no perder oportunidad de negocio durante épocas de crisis como la vivida.

La venta a distancia dejó de ser una opción para convertirse en una necesidad de supervivencia. Este cambio, además, lejos de ser transitorio ha llegado para quedarse, y es que una vez que los consumidores prueban el comercio electrónico y tienen buenas experiencias, se dan cuenta de todas las ventajas que ofrece y no quieren volver a atrás. La implantación de las ventas online es una realidad que se desarrolla y extiende a una velocidad de verdadero vértigo.

Sectores que se han sumado a la venta online

Siempre ha habido algunos sectores más proclives al comercio electrónico. La venta de moda y complementos siempre ha estado asociado a la venta online. Sin embargo, esta crisis ha obligado a adaptarse a todos los modelos de negocio, por muy alejados de la necesitar internet que pudiera pensarse en un primer momento.

Muebles

Las tiendas online de muebles han sufrido un inmenso impulso en la pandemia, sobre todo las especializadas en muebles de salón, muebles de jardín, dormitorios juveniles… Y es que pasar largas horas en casa han hecho que los ciudadanos se den cuenta de las carencias que existían en sus hogares para vivir con comodidad. Muebles Gavira es una de esas empresas de muebles que han sabido adaptarse a las circunstancias y ofrecer a sus clientes todo lo que necesitan para renovar sus hogares, con muebles de diseño, de calidad y con una excelente relación calidad precio.

Alimentación

La alimentación ha sido otro de los sectores que ha experimentado un importante crecimiento. No solo las grandes superficies no daban abasto a la hora de llevar los pedidos a sus clientes, sino que las pequeñas tiendas de alimentos, especialmente ecológicos y naturales, han visto aumentada su demanda. La población ha sido consciente de la importancia de cuidarse para estar fuertes frente al virus y que los productos de consumo sean ecológicamente respetuosos.

Cosmética natural

La cosmética natural y ecológica estaba de moda y ahora aún más. Las tiendas online de cosmética natural han sido testigos de excepción de este impulso. En Naturaonline, se pueden adquirir productos naturales certificados con grandes ofertas y descuentos todo el año. Se trata de la tienda de cosmética natural  online de referencia, con productos sin Parabenos, es decir, derivados del Petróleo, Sodium Lauryl-Sulfate o perfumes sintéticos para cuidar la piel y la salud de toda la familia.

Mientras sectores como los ya mencionados, de muebles, alimentación y belleza se han visto beneficiados en relación a la venta online, en la otra cara de la moneda se encuentran los grandes perjudicados, el turismo y las aerolíneas. Estas empresas que ya tenían una buena trayectoria en el número de transacciones virtuales han visto sufrir el desplome de sus operaciones durante el tiempo de confinamiento.

La pandemia ha obligado a los consumidores más reticentes a superar sus miedos frente a la compra online

Aunque, la población cada día está más familiarizada con la compra online, todavía quedan ciudadanos reticentes a realizar pagos a través de estos canales. Si embargo, la crisis sanitaria y el miedo al contagio ha sido más fuerte y se han visto obligados a superar estos temores.

En este sentido, una vez que se prueba esta forma de adquirir productos y los clientes se dan cuenta de la comodidad y el ahorro que supone, en tiempo y combustible para los desplazamientos, ya no hay marcha atrás y se vuelve fieles consumidores online. En este sentido, los expertos estiman que hasta el 80% de los nuevos clientes conseguidos durante el confinamiento volverán a comprar sus productos en la web, porque han descubierto que hacer las compras por este canal es muy cómodo y ahorra mucho tiempo al consumidor.

Ante este nuevo panorama, las pequeñas empresas que aún no ha hecho la adaptación en sus negocios al medio virtual no puede más que aplicar esa frase que dice renovarse o morir, que, si bien era cierto antes de la llegada de covid, ahora se ha convertido en la máxima prioridad para mantener a flote sus negocios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: