¿Por qué los medicamentos contra el cáncer son costosos?

Los medicamentos contra el cáncer son costosos, y esto genera un debate constante entre si esto es genuino o es parte de un gran negocio. Más allá de que, incluso en la industria farmacéutica se aplica “a mayor demanda, mayor precio” existen otros puntos a evaluar para comprender el precio de los mismos.

El problema radica en que ningún ente a nivel mundial regula los costos de los medicamentos contra el cáncer. Aunado a ello, la industria maneja de forma confidencial los costos detrás de la elaboración de cada uno, dando a conocer otros factores como respuesta a la interrogante.

Aspectos que afectan el incremento de los medicamentos contra el cáncer

La idea y desarrollo

Aquí se específica el objetivo del medicamento y qué punto exacto atacará, afectado el resultado final, pues según su uso se tomará más tiempo e implementarán otros elementos. Una vez que tienen esto claro, comienza el desarrollo de compuestos y la evaluación de cada uno de ellos, este proceso puede demorar al menos 10 años. Detrás del mismo, hay un grupo de personas involucradas y gastos en insumos que, hasta no comprobarse su eficacia, no se tiene la certeza de si recuperarán la inversión.

En el año 2016 la revista Journal of Health publicó un artículo donde se apoyaban en una investigación que dejaba claro lo poco que recibía una compañía farmacéutica. Pues es una gran inversión por años, antes de saber que el medicamento si quiera valdrá la pena.

¿Por qué los medicamentos contra el cáncer son costosos?

En laboratorio

En este proceso puede llegar a descartarse la eficacia o producción del medicamento, mediante pruebas constantes en animales. Las pruebas determinan su acción y efectos secundarios, en algunos casos se prueba con humanos. Contando con personas que están arriesgando su vida por una investigación ¿A qué costo? Se desconoce, pero también suma.

¿De qué manera se decide el costo final en los medicamentes contra el cáncer?

Cada empresa productora de medicamentos oncológicos es libre de fijar sus propios precios, pero esto puede ir cambiando con el tiempo. Luego de negociaciones con distribuidores, marketing y la respuesta del mercado respecto a su acción.

El mercadeo aplicado por parte de las empresas farmacéuticas es aliarse con profesionales de la salud, después de todo, ellos son quienes recetan los medicamentos. Esto lo hacen formando una relación estrecha y directa con ellos, informándolos un poco respecto al producto, aplicando el poder de convencimiento. La forma más convincente de comprobar la eficacia del mismo es a través del consumo por parte de los pacientes.

Los medicamentos más nuevos también son los más costosos, porque mantienen su derecho de patentes, que puede abarcar los 20 años o extenderse por las estrategias usadas. Al tener este derecho, pueden manejar los precios a conveniencia según su éxito, el cual han venido manejando a través de convenios con médicos.

A tener en cuenta:

Antes de publicitar el medicamento como algo realmente efectivo, este tiene que pasar por una serie de pruebas igual de tardías, en busca de la aprobación para su venta. En esta, se evalúa si cumple con los requisitos sanitarios, eficacia en el fin que fue desarrollado, efectos secundarios y más. Generalmente se somete a pruebas por las cuáles ya ha pasado durante su elaboración, pero que no les consta a los demás.

Todo esto es un proceso largo de examinación exhaustiva, pues se trata de un tema delicado y de importancia, que puede llegar a abarcar hasta una década. Luego de superar esas pruebas, se envía una solicitud de aprobación del fármaco y, de proceder, se realiza el lanzamiento. Incluso tomando todas esas medidas, entra en período de prueba y según su receptividad en las personas, podría continuar en el mercado de medicamentos contra el cáncer o no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: