¿Qué es una hipoteca inversa?

Las entidades bancarias cada vez ofrecen una mayor variedad de productos al público. Los hay para todos los targets y, en esta oportunidad, nos concentramos en las hipotecas inversas, que representan una alternativa para los mayores, para complementar sus ingresos mensuales.

Hipoteca inversa, de qué se trata

Esta operación financiera está dirigida a personas dependientes, discapacitadas o mayores de 65 años. A través de este tipo de productos, es posible convertir en dinero, el valor que representa la vivienda, ya sea principal o secundaria, de propiedad de la persona interesada. Y, lo mejor es que, no se pierde la titularidad del inmueble, ni el uso y disfrute. El monto que se paga en rentas mensuales al titular de la hipoteca, depende de la edad y del valor patrimonial de la vivienda. Por otro lado, la liquidación de la hipoteca se realiza al momento del fallecimiento del titular o cuando se cumple el periodo estipulado, dependiendo del tipo de hipoteca que sea concedida.

Tipos de hipoteca inversa

Dentro de este producto, también puedes optar por varias alternativas, las cuales inciden en el importe mensual que puede llegar a percibir el titular. Estamos hablando de una hipoteca inversa vitalicia, una temporal o la de disposición única. Al momento de elegir el tipo de hipoteca, es importante tomar en cuenta, sobre todo, la edad del suscriptor. Para personas de edad más avanzada, se recomienda la temporal, ya que en este tipo de hipoteca la renta mensual es mayor.

Hipoteca inversa vitalicia

En este tipo de contrato, se cancela una renta mensual al suscriptor, hasta que fallece. Por supuesto, el monto depende de la edad y del valor de la vivienda.

Hipoteca inversa temporal

En este caso, la renta que se percibe es por el periodo determinado en la negociación. Por ser limitado el tiempo, siempre el pago mensual es más alto.

Hipoteca inversa de disposición única

Al optar por esta modalidad, se percibe una cantidad única, calculada en base al valor de la vivienda.

Requisitos para optar por una hipoteca inversa

Para optar por este tipo de operación financiera, se requiere llenar varios requisitos:

  • La edad del solicitante, debe oscilar entre los 65 y 70 años.
  • Si es una persona con discapacidad, debe demostrar un grado de al menos un 33%.
  • En el caso de personas dependientes, debe ser una dependencia muy severa
  • El solicitante debe tener una propiedad a su nombre. Y, en caso de ser titular de más de una, se recomienda realizar la transacción con la vivienda principal. De este modo, existe la posibilidad de disfrutar de la exención del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.
  • También puede realizar el contrato más de un solicitante, por ejemplo, un matrimonio.

Hipoteca inversa Vs. Hipoteca tradicional

A diferencia de una hipoteca normal, no se realizan pagos mensuales a la entidad, sino que el banco realiza depósitos mensuales al titular de la hipoteca inversa. Por ende, la deuda va aumentando con el tiempo, hasta que los herederos de la propiedad la asumen como propia, y deciden el modo más conveniente para liquidarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: