¿Qué impacto psicológico puede generar la pérdida de audición? Expertos en audición responden

La pérdida de audición puede generar un impacto psicológico en las personas que la padecen. En este artículo revisamos el impacto psicológico que puede tener la pérdida auditiva, los síntomas y el diagnóstico de la hipoacusia para las personas que la padecen y para sus seres queridos. Sigue leyendo para conocer el impacto psicológico que puede generar la pérdida de audición según expertos en audición.

Los principales efectos psicológicos de la pérdida de la audición

Entre los principales efectos psicológicos de la pérdida de la audición destacan los problemas de ansiedad, el aislamiento social o la depresión. Si bien esto puede suceder en las personas con pérdidas auditivas que no aceptan su condición aunque hayan recibido un diagnóstico, en la mayoría de casos sucede en casos no diagnosticados ni tratados, con lo que es fundamental acudir cuanto antes a los profesionales para poder tratar la pérdida auditiva y que esta no suponga una merma en nuestra calidad de vida ni nos suponga problemas a nivel psicológico.

Según los expertos, los efectos negativos que impactan a nivel psicológico en las personas que presentan problemas de pérdida de audición están presentes en niños, en jóvenes y en adultos. En estos casos, uno de los principales impactos de la pérdida auditiva se traduce en la incapacidad para que estas personas se comuniquen con los demás, lo que termina derivando en ansiedad, en aislamiento social e incluso en depresión.

De hecho, según los expertos, algunos estudios evidencian que cada 10 decibelios de pérdida auditiva aumenta el riesgo de aislamiento social, sobre todo en las personas mayores, con los que resulta especialmente importante tener en cuenta todos los riesgos que la pérdida de la audición puede suponer a nivel psicológico para prevenir estos problemas.

La hipoacusia no tratada o mal aceptada puede llegar a aislar a las personas que la padecen de la vida social, lo cuál a nivel psicológico puede llevarnos a padecer trastornos depresivos o de ansiedad en poco tiempo.

Para los niños, además, no tratar este tipo de problemas auditivos podría traducirse en problemas de educación y de desarrollo, con lo que es clave tratar lo antes posible los problemas de audición en los más pequeños de la casa. Cuando somos adultos, los problemas de pérdida de audición afectan a la igualdad de oportunidades generando en nosotros sentimientos de impotencia, de soledad y de frustración, lo cuál puede llegar a derivar en ansiedad, aislamiento social e incluso depresión.

Cuanto más mayores más aislados

Tal y como nos han explicado los expertos de este centro de audición de San Cristóbal de la Laguna, es fundamental prestar especial atención a la audición de los mayores porque una pérdida auditiva puede incidir de forma muy negativa en su calidad de vida. Más de un tercio de  las personas mayores de 65 años presentan problemas de audición.

Este colectivo sufre mucho más las consecuencias psicosociales de la pérdida de audición, pudiendo llegar a aislarse muchas personas mayores porque no pueden escuchar bien,

Debemos prestar especial atención a las personas mayores porque en caso de empezar a no escuchar bien pueden empezar a desconectar del entorno y a aislarse, lo cuál supondría un problema no solo a nivel psicológico, sino también a nivel cognitivo, pudiendo propiciar problemas de demencia y otras enfermedades similares.

Cómo prevenir estos problemas

Todos los expertos coinciden en que las personas con problemas auditivos que identifican el problema de forma temprana siempre son las más beneficias por este tipo de tratamientos. Detectar de manera temprana y empezar a tratar un problema auditivo puede ayudarnos a escoger el tratamiento más adecuado y minimizar los riesgos de que esto pueda tener un fuerte impacto negativo a nivel psicológico para nuestra salud y nuestra calidad de vida.

Los tratamientos auditivos son fundamentales para evitar el aislamiento y todas las consecuencias psicológicas y sociales que puedan derivar de este tipo de condiciones no aceptadas ni tratadas de manera eficiente.

En este punto, los expertos recomiendan acudir cuanto antes al especialista si sentimos problemas para identificar los sonidos, sobre todo en ambientes ruidosos o en conversaciones con varias personas,si tenemos problemas de acúfenos crónicos o si sentimos silbidos en los oídos.

En conclusión, los expertos coinciden en que las revisiones auditivas son fundamentales para poder diagnosticar y tratar de manera eficiente este tipo de problemas, evitando de esta forma las consecuencias a nivel físico, psicológico y social que la pérdida de audición puede suponer para una persona si este problema no se enfoca ni se trata como es debido. Las relaciones sociales son fundamentales para llevar una vida de calidad y una gran cura para la tristeza y la depresión.

Del mismo modo, las personas con pérdida auditiva están siempre demasiado vigilantes y estresadas para poder captar todo tipo de estímulos, lo cual puede traducirse en cuadros de ansiedad o depresión si la pérdida auditiva no se trata lo antes posible.

En conclusión, es fundamental acudir cuanto antes a revisar este tipo de problemas de audición si notamos alguna señal de que estamos perdiendo audición o si sentimos que son los más pequeños de la casa los que pueden presentar algún tipo de problema auditivo que será fundamental tratar lo antes posible. Del mismo modo, también es clave asumir y reconocer la pérdida para poder buscar una buena solución lo antes posible. Solucionar una pérdida auditiva con los mejores profesionales y recuperar los sonidos de la vida nos permitirá mantener una salud fuerte a nivel físico, psicológico, emocional, social y cognitivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: