¿Qué se debe saber antes de ir a un gimnasio?

El historiador romano Décimo Juvenal pasó a la historia por decir “debemos orar por una mente sana en un cuerpo sano” y mucha gente no reza para esto, sino que se dedica a practicar alguna disciplina deportiva o ir a un gimnasio.

Sin embargo, ir a ejercitarse a un gym no debe hacerse a lo loco. No se debe usar cada aparato de los que allí se encuentran sin antes buscar asesoría de médicos y entrenadores calificados que dirán qué rutinas seguir de acuerdo al estado físico, edad y experiencia que se tenga.

Consejos para acudir a un gimnasio

Si se desea iniciar una rutina de ejercicios e ir a gimnasios Malaga o en cualquier otra localidad es importante considerar algunos factores:

Aprovecha los servicios del gimnasio

Por lo general, los gimnasios ofrecen promociones para nuevos miembros o socios que van desde regalos como mochilas, vasos para agua o camisetas hasta un programa de entrenamiento personalizado para los primeros meses, evaluaciones de salud por personal médico y planes alimenticios.

Al inscribirse en un gimnasio como nuevo participante se puede hacer usos de esos servicios, sobre todo las guías o asesorías de entrenamiento personal para iniciar una rutina de ejercicios.

Constancia

Solo a través de la constancia se logran las metas y esto aplica para todos los aspectos de la vida, incluidas las rutinas de ejercicios en los gimnasios. Es recomendable hacer un plan por escrito de los días y las rutinas que se deben seguir. Por ejemplo, cuánto tiempo en cada máquina y qué días se elegirán para acudir al gym.

Participar en clases

Existen gimnasios que ofrecen membresías incluidas en el pago de la suscripción por las que no hay que pagar nada adicional. Elegir una clase que apasiona es un buen paso para cumplir las metas que se trazaron para hacer ejercicios. Zumba, spinning, yoga, kick boxing o crossfit, meditación, entre otras, son algunas de las opciones para elegir.

Permitirse recompensas

Para incentivar las ganas de ir al gimnasio y como forma de motivación se pueden permitir pequeñas recompensas, una vez que se haya hecho la rutina de ejercicios. Por ejemplo, salir e ir al cine o darse un gusto o un capricho como disfrutar de un café, infusión o un zumo delicioso (siempre dentro de parámetros sanos) puede ser un aliciente para ejercitarse.

Cumplir con las indicaciones del entrenador

Si se empieza a ir al gimnasio puede que el ímpetu sea muy grande y se sientan deseos de comerse el mundo, pero no, las primeras semanas el entrenamiento debe ser leve e ir incrementando el tiempo y las rutinas, a medida que el cuerpo se acostumbre a la actividad física. Por eso, nada mejor que consultar a un entrenador o a un médico que asigne lo que se debe y no se debe hacer.

Acompañar el ejercicio con dieta sana

No se trata de pasar hambre. Al contrario, toda rutina de ejercicios debe acompañarse de una buena alimentación para evitar bajones en los niveles de azúcar en sangre y que haya desvanecimientos. Pero, la ingesta de alimentos, sus horarios y su calidad sí hay que considerarlos. Las comidas bajas en grasas y azúcares procesados no son recomendables, las frutas, vegetales, carnes magras y frutos secos son los aliados perfectos para los deportistas.

El equipo adecuado

Antes de comenzar a ir a un gimnasio es recomendable comprar la ropa adecuada y los zapatos idóneos, además de toallas, botellas para agua o batidos, esterillas para yoga o similares. Comenzar una rutina sin el equipamiento adecuado puede ser contraproducente.

Calentar y estirar antes de comenzar

Todo atleta profesional sabe que hay que calentar los músculos antes de someterlos a actividad física. Se trata de pequeños ejercicios no extenuantes como tocarse la punta del pie izquierdo con la mano derecha, levantarse firme y después tocarse la punta del pie derecho con la mano izquierda. También se puede estar de pie y rotar las caderas hacia un lado y luego al contrario; o acostarse en el suelo y estirar todo el cuerpo hacia arriba o hacia abajo. Un buen entrenador ofrecerá la rutina de calentamiento adecuada para cada persona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: