Running para principiantes: qué hacer y qué no

Realizar deporte es muy importante y, en realidad, todos deberían incluir en su rutina diaria algo de actividad física. Una de las actividades que realizan muchas personas es el running, tanto para mantener la línea, como para sentirse activos, más ágiles y resistentes. Muchos recurren a esta práctica deportiva, ya que puede realizarse en cualquier lugar al aire libre.

Correr no es cosa de juego

No se puede iniciar bruscamente a realizar una actividad fuerte como correr, ya que el cuerpo se puede resentir y resultar con efectos perjudiciales. Por lo tanto, antes de iniciarse en el mundo del running, debes hacerlo controladamente adiestrando el cuerpo, para obtener los resultados esperados.

Qué hacer y qué no

Si eres un principiante en el mundo del running, o si tienes tiempo sin hacerlo y estás inactivo, te recomendamos seguir algunas pautas para que inicies con el ritmo adecuado. Por ello, te decimos qué deberías hacer y cuáles errores no cometer.

Qué hacer

Lo que todo principiante del running debería hacer:

Trázate un objetivo

No se nace corredor y, llegar a habituarse a ser un runner, requiere de tiempo, por lo que, es importante plantearse una meta antes de iniciar con esta actividad. De este modo, en esos días de debilidad, piensa en las razones que te motivan a hacerlo y, seguramente, te animarás a llevar a cabo tu rutina.

Estiramientos antes y después

El calentamiento es imprescindible antes de empezar a ejercitar. Dedica unos minutos para activar la circulación en las articulaciones y, de este modo, hacer entrar en calor tu cuerpo. Realizar estiramientos después de correr, contribuye con el proceso de recuperación de los músculos, ayudándolos a retomar su longitud habitual y mejorando la flexibilidad.

Utiliza calzado adecuado

Cada uno tiene un modo de correr distinto, que depende de la forma del pie y de la pisada. Por lo tanto, opta por un tipo de calzado que se adapte a ti. En general, las zapatillas adecuadas deben proporcionar amortiguación y estabilidad.

Qué no hacer

Hay ciertas cosas que deberías evitar:

No comenzar corriendo

Debes comenzar por el principio, es decir, primero debes iniciar a caminar para ir adaptando tu cuerpo y tus músculos al estrés que produce el ejercicio. Luego, puedes ir alternando entre caminata y carrera. Realiza un plan de caminar y correr, al inicio de tu entrenamiento, siempre con intervalos que proporcionen comodidad.

No cambiar el ritmo bruscamente

Como un principiante en el running, debes tomarte el tiempo necesario para adaptarte a la nueva rutina. Por ello, no debes aumentar el tiempo ni el ritmo con mucha prisa, pues esto te puede fatigar y tener consecuencias negativas. Batir tus propios récords te dará una gran satisfacción, pero debes hacerlo progresivamente y en ciclos planificados.

No dejar de descansar

El descanso y el sueño son muy importantes para el buen funcionamiento del organismo y, por ende, para una buena salud.  Por lo tanto, debes distribuir tu tiempo y dedicar el necesario para descansar. No sacrifiques tiempo de descanso para entrenar, si lo haces, seguramente no tendrás un buen rendimiento deportivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: