6 ideas para cuidar el planeta desde casa

Frenar el calentamiento global requiere que todos arrimemos el hombro y hagamos pequeños esfuerzos por preservar el medio ambiente. Es responsabilidad de todos cuidar el planeta y dejarlo en unas mejores condiciones a como lo encontramos.

Lo mejor de todo es que no requiere de grandes acciones por nuestra parte. Simplemente hacer pequeños cambios en nuestros hábitos de vida que incluso podrían mejorar nuestro día a día y hacer nuestra vida mucho más saludable.

Además, si hay niños en casa, estás acciones se les pueden introducir como un juego y así, se divertirán aprendiendo, a la vez que aprenderán a ser responsables con su entorno y a comprometerse con el medioambiente.

Consejos sobre cómo mejorar el medio ambiente

Aplicar la regla de las 3 R

Reciclar:

Todos tenemos muy claro que debemos separar y clasificar nuestra basura y los residuos que generamos dependiendo de qué están hechos: Si son envases de plástico o latas, deberán ir al contenedor amarillo. Si es papel o cartón, deberá ir al contenedor azul. Si se trata del vidrio, en cambio, deberemos tirarlo en el contenedor verde.

Reciclar

¿Pero qué ocurre con todo aquello que no sea papel, cristal o plástico? ¿Dónde debemos reciclarlo?

A la hora de reciclar bombillas LED, por ejemplo, al ser un equipo electrónico y contener metales como el galio, estas deberán llevarse a un punto limpio. Lo mismo sucederá a la hora de reciclar el resto de electrodomésticos o aparatos eléctricos.

Igual ocurre con las pilas, el aceite o los muebles. Te recomendamos siempre que optes por pilas recargables, ya que las pilas son muy contaminantes y no siempre conocemos o tenemos puntos limpios de reciclaje de pilas cercanos a los que acudir.

Otro tipo de reciclaje es el que se puede hacer al darle una segunda oportunidad a los objetos de segunda mano para evitar comprarlos todo de nuevo como libros o ropa.

Reducir:

Hay muchas formas de reducir, aunque lo más importante es que seamos consumidores conscientes y nos preguntemos si nos hace falta realmente aquello que vamos a comprar. De esta forma, reduciremos drásticamente las compras por impulso.

Otra forma de reducir es comprar los formatos más grandes en vez de comprar varios individuales del mismo producto. De esta forma, habrás generado menos basura debido a que tendrás la misma cantidad de producto, pero menos cantidad de envases.

Otro de los consejos más importantes que te podemos dar hoy es reducir el consumo de plásticos, por lo que te proponemos varias opciones como comprar cepillos de dientes de bambú en vez de los cepillos tradicionales y terminar de una vez por todas con las bolsas de plástico, utilizando bolsas de tela reutilizables en su lugar.

Reutilizar:

Antepondremos comprar productos que puedan utilizarse varias veces en vez de los productos de usar y tirar como pajitas reutilizables de acero inoxidable, las pajitas ecológicas de bambú o las servilletas de tela en vez de las servilletas de papel.

Reutilizar

Como punto adicional, te proponemos varias ideas de manualidades y DIY que puedes realizar para reutilizar las bombillas fundidas.

Otras formas de ayudar al planeta desde casa

  • Consumir productos ecológicos: Así nos aseguramos de cuidar el medio ambiente incluso al consumir alimentos como frutas y verduras, ya que las ecológicas utilizan pesticidas que no dañan el medioambiente. Además, en cuanto a la carne, los huevos o los productos lácteos, realizaremos un consumo preferente de productos ecológicos procedentes de granjas de ganadería extensiva que proporcionen a los animales unas condiciones de vida dignas. Si lo prefieres, la opción alternativa por la que mucha gente se está decantando es crear tu propio huerto urbano ecológico. Además, para esto apenas necesitas espacio. Ya verás como todo te sabe mucho mejor.
  • Preferir el transporte público cuando sea posible en vez de utilizar tu coche particular o al menos, tratar de compartirlo con el máximo número de personas posibles para así tratar de contaminar menos dentro de la ciudad y crear menos congestión de tráfico. Además, si vas a ir a una distancia corta, siempre puedes utilizar otros medios como la bicicleta o ir a pie. 
  • Reducir el consumo energético y de agua en casa: Apagar las luces cuando no las necesitemos o no estemos en esa habitación, desenchufar los aparatos electrónicos que no se estén utilizando, aprovechar al máximo la luz solar o intentar utilizar el aire acondicionado lo mínimo posible.
Bombilla LED

Uno de los mejores consejos que te podemos dar en este apartado sobre el ahorro energético es sustituir tus viejas bombillas por bombillas LED, ya que las bombillas LED de bajo consumo tienen múltiples beneficios sobre el medioambiente: Son mucho más eficientes que las bombillas convencionales, permitiéndote ahorrar hasta un 80% de energía, no tienen componentes tóxicos y son más seguras ya que apenas desprenden calor, se necesitan menos cantidad de bombillas para iluminar una estancia y duran más tiempo que las bombillas halógenas o las bombillas fluorescentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: