Si has experimentado alguna de estas situaciones, te falta poco para ser bilingüe

El bilingüismo es un proceso un poco exigente, requiere constancia, tiempo, práctica y estudio.  Ser bilingüe es una de las metas personales y profesionales de millones de personas en todo el mundo.  Para saber si has logrado tu anhelo de aprender otra lengua a la perfección, para lo que te has esforzado y preparado por mucho tiempo, te mostramos algunas situaciones claves que te aclaran si te falta poco para ser un bilingüe.

¿Qué es ser bilingüe?

Una persona se considera bilingüe si adquiere la habilidad de hablar y comprender dos idiomas con facilidad. Para ser bilingüe debemos adiestrar al cerebro para interpretar frases y comprender contenido en otros idiomas.

Es necesario conocer las reglas gramaticales o sintácticas y practicar la pronunciación para hablar con naturalidad un idioma distinto al materno. Todo aquel que se prepara y se forma para aprender una nueva lengua puede convertirse en bilingüe sin importar la edad, tampoco tiene que necesariamente ser nativo.

¿Cuándo te puedes considerar un bilingüe?

No basta con aprender el alfabeto en un idioma, contar los números, escribir fechas o preguntar por un modelo de calzado en un centro comercial, el bilingüismo abarca muchos otros aspectos vinculados a la lengua.

Hay situaciones cotidianas que indican si eres bilingüe, por ejemplo entablar una conversación clara y fluida con un extranjero, leer un libro con contenido especializado en un tema que no conocías, reírte de un chiste expresado en un idioma diferente, y demás.

Seguidamente podrás conocer las señales más frecuentes que hay que tener en cuenta para detectar el grado de dominio del nuevo idioma hasta el punto de ser considerado un bilingüe.

Conversas abiertamente con un nativo

Si puedes entablar o sostener por varias horas un diálogo en persona con un interlocutor nativo, comprender su mensaje  y argumentar una respuesta a través de cualquier medio o canal sin ningún inconveniente, entonces te falta poco para ser bilingüe.

Tienes un vocabulario amplio

Un buen bilingüe conoce un arsenal de palabras, frases y las diferentes estructuras gramaticales de la lengua. Hace uso correcto tanto de la palabra escrita y oral como de conjugaciones y formas de expresión asociadas a la lengua, también está en la capacidad de construir y leer textos más complejos y técnicos.

Lees y analizas todo tipo de documentos

Una señal contundente de que eres bilingüe es la posibilidad de leer y analizar documentos de toda índole, incluyendo textos legales o jurídicos, informes técnicos, novelas, etc…

Las  personas bilingües también son hábiles en la lectura de emails, posts en redes sociales, y mensaje a través de aplicaciones como WhatsApp, Skype, Telegram, y más.

Incluso, pueden comentar en correcto inglés en redes sociales, contestar correos electrónicos y enviar información a través de variedad de canales de internet.

Piensas en un idioma diferente

La comprensión necesaria para ser bilingüe implica tener la capacidad de pensar y soñar en lengua extranjera. Muchas personas que han interactuado por tiempo prolongado con hablantes nativos, e invertido años de estudio o práctica de un idioma en otros países, activan en sus mentes el nuevo idioma, siendo diestras en el pensamiento en lengua diferente.

Por ejemplo, si soñamos con un compañero de trabajo con el que hablamos cotidianamente en un escenario de habla inglesa seguramente reproduciremos en el sueño el mismo código (inglés) con el que nos comunicamos despiertos o en estado consciente.

Diferencias entre un nivel avanzado y ser bilingüe

El aprendizaje de una lengua extranjera puede lograrse al completar un programa de formación en idiomas, sin embargo estos conocimientos no garantizan el bilingüismo. Para hablar un idioma a la perfección se tiene que invertir tiempo en el estudio, agudizar el oído y  practicar el acento o pronunciación con dedicación. Hay quienes se preguntan si realmente se pueden considerar bilingües después de aprobar diferentes módulos en un curso adaptado a tu nivel con posibilidad de confrontarse con profesores nativos de un determinado idioma.

Sin estás en un nivel avanzado significa que has aprendido la lengua a través de niveles o módulos, superando el curso básico y el intermedio, mientras que para ser bilingüe se requiere continuar aprendiendo después de completar los módulos.

Es un aprendizaje más vivencial en el que se intercambian saberes con otras personas que hablan dos idiomas o más, e integras la lengua foránea a tu día a día.

¿Te falta poco para ser bilingüe? ¡Sigue estos consejos y supérate!

Si descubriste que te falta poco para ser bilingüe sigue tu sueño de superación y aplica estos valiosos consejos para convertirte en bilingüe.

  • Sé perseverante y no te rindas, fíjate el objetivo de llegar a ser bilingüe y concéntrate en la idea de hablar otra lengua en forma perfecta. No importa si tropiezas en el camino, si es menester cambia el método y sigue aprendiendo sin importar donde te encuentres.
  • Busca la utilidad de ser bilingüe, este pensamiento te servirá para mantenerte motivado durante todo el proceso de aprendizaje.
  • Mira y escucha películas en otro idioma sin subtítulos.
  • Lee libros en la lengua de tu interés, además de blogs y publicaciones sobre temas que te agraden.
  • Asiste a lugares a los que vayan hablantes nativos, o realiza cursos con profesores nativos, las experiencias inmersivas permiten la superación en un idioma.
  • Viaja al extranjero por un tiempo para practicar el idioma, hacer intercambios lingüísticos y aprender nuevas expresiones.
  • Trata de pensar en inglés, cantar canciones y expresarte en otro idioma.
  • Aumenta la exposición al idioma, practícalo en todos los escenarios y sumérgete en la nueva lengua para un aprendizaje efectivo.
  • Sigue personas nativas o grupos de internet con contenido traducido en la lengua que deseas dominar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: